Notimex
Cd. de México.- El consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, aseguró que deja la institución con la certeza de haber organizado de forma correcta los comicios de 2006, cuyos ecos convocó a superar en aras del desarrollo armónico de la nación.
En un brindis de despedida con los medios de comunicación, Ugalde Ramírez acusó al ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y al PRD de haber mentido sobre los supuestos vicios del proceso del año pasado que, dijo, no se han podido comprobar.

También responsabilizó a los partidos de establecer una partidocracia que perjudica la libertad de los ciudadanos no sólo en términos de expresión pública sino de representación política.

El aún consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) convocó a superar la polémica de 2006 y a abordar el análisis con una mente más creativa.

"La política del reproche, de la descalificación y de la recriminación lo único que hace es que el país permanezca de manera latente en una discusión que debemos superar", externó.

Insistió en que López Obrador así como sus correligionarios Gerardo Fernández Noroña y Horacio Duarte mintieron al sostener que existió un fraude electoral que nunca ocurrió.

"Los jueces y magistrados existen para que ante la controversia de los políticos digan qué pasó y el Tribunal Electoral hace un año dijo que la elección había sido legal y transparente", anotó.

Ugalde Ramírez expuso que ahora que no se le puede acusar de querer "aferrarse a la silla o al hueso" tiene más autoridad para decir que no hubo fraude. Incluso, adelantó que escribe un material sobre lo ocurrido en las elecciones presidenciales del año pasado y no descartó publicarlo.

Rechazó que los hechos del 2 de julio, que derivaron en una Reforma Electoral que desde su punto de vista propicia la "partidocracia" represente su salida de la presidencia del Consejo General.

Aseveró que con la injerencia de los partidos en la vida pública lo que se constriñe es la libertad en su conjunto, no sólo en términos de expresión sino para todos los ciudadanos en su conjunto.

Aunque reconoció aspectos positivos en la Reforma Electoral recién aprobada insistió en su denuncia sobre la intromisión indebida en la vida del IFE.

Sostuvo que en términos personales no tiene ningún reproche porque comprende que todas las presiones se debieron a cuestiones políticas "y en estas cosas esperar justicia o congruencia a veces es pedir demasiado".

Luis Carlos Ugalde pidió a los partidos tomar en cuenta a los ciudadanos en sus decisiones y recalcó que se va satisfecho y que el tiempo se encargará de vislumbrar en su precisa dimensión lo ocurrido en el proceso electoral de 2006.