Notimex
México.- La Secretaría de Salud (SSA) informó que con la muerte de cuatro personas en Coahuila y Zacatecas, la semana anterior, suman 50 los decesos por hipotermia e intoxicación por monóxido de carbono, del 9 de octubre de 2008 al 26 de febrero.
"El sistema de vigilancia de daños a la salud por exposición a temperaturas ambientales extremas (temporada invernal 2008-2009) informa que durante la semana siete se notificaron cuatro defunciones en Coahuila y Zacatecas asociadas a esta condición", según un comunicado de la SSA.

Ante ello se fortalece la vigilancia epidemiológica, promoción de la salud, vacunación y atención médica, se garantiza el abasto de medicamentos e insumos en todas las unidades de salud, en particular en los estados y municipios que registran más bajas temperaturas.

La SSA advirtió que continuarán el clima frío por la mañana en los estados del norte y centro del país, como son: Coahuila, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Jalisco, México, Puebla, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

La entidad federativa que más muertes ha reportado es Chihuahua con 13 defunciones: ocho de ellas por hipotermia y cinco por intoxicaciones por monóxido de carbono.

Los otros estados son: Baja California con tres casos por intoxicación de monóxido de carbono; Coahuila, uno por hipotermia y tres intoxicaciones por monóxido de carbono/gas) e Hidalgo con tres por hipotermia y uno por intoxicación por monóxido de carbono.

También están Michoacán con seis intoxicaciones por monóxido de carbono; Nuevo León, con dos de esos casos; Puebla, con uno por hipotermia y otro por intoxicación; San Luis Potosí con dos intoxicaciones; Sonora con dos por hipotermia y siete intoxicaciones, y Zacatecas con uno por hipotermia.

Para prevenir enfermedades y los riesgos por las bajas temperaturas, la SSA recomendó abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura; taparse la boca y nariz con bufanda para no respirar aire frío.

Asimismo, consumir abundantes líquidos, frutas y verduras con vitaminas A y C; lavarse las manos con frecuencia; evitar la exposición a contaminantes ambientales; no fumar en lugares cerrados y cerca de niños, ancianos y personas enfermas.

También usar crema para proteger la piel; atender las recomendaciones de Protección Civil; vigilar adornos, luces e instalaciones eléctricas que puedan generar incendios, y evitar que los menores y los adultos mayores manipulen líquidos calientes.