NOTIMEX
México, D.F. .- El presidente Felipe Calderón envió a la Comisión Permanente del Congreso la iniciativa de reformas a la Ley Federal de Derechos, la cual modifica el régimen fiscal de Pemex aplicable a la explotación de hidrocarburos.
El Ejecutivo federal propuso establecer un derecho anual por la extracción de petróleo crudo y gas natural de los campos en el Paleocanal de Chicontepec y de los campos en aguas profundas a cargo de Pemex Exploración y Producción.

El objetivo es establecer un régimen fiscal que facilite la exploración y explotación de campos de extracción de crudo y gas natural en zonas con características geológicas especiales y en aguas profundas.

Se pretende que dicho régimen fiscal diferenciado para los dos tipos de campos mencionados reconozca los mayores costos asociados a las diversas tecnologías que deben emplearse para su exploración y explotación.

El derecho anual se calculará aplicando la tasa de 71.5 por ciento al valor anual del petróleo crudo y gas natural extraídos en el año de los campos en el Paleocanal de Chicontepec, previa reducción de las deducciones permitidas.

Además se establece el derecho especial sobre hidrocarburos para campos en aguas profundas, similar al propuesto para los campos en el Paleocanal de Chicontepec, con una tasa impositiva de entre 60 y 71.5 por ciento.

De igual manera se crea el derecho para la fiscalización tributaria en materia de hidrocarburos pues las nuevas contribuciones requerirán de más conocimiento por parte del SAT, así como mayores recursos humanos, materiales y financieros.

El gravamen tendrá la misma base y tasa que el derecho para la fiscalización petrolera -0.003 por ciento sobre el valor del petróleo y gas natural extraído en el año- cuya recaudación se destinará al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El presidente Calderón también propuso modificar el régimen aplicable a los campos abandonados o en proceso de abandono e incentivar su explotación, que tiene mayores costos de producción que el resto.

Así se eliminan las restricciones de producción adicional mínima para dichos pozos, y se da de plazo hasta el 31 de diciembre de 2008 para que Petróleos Mexicanos (Pemex) presente un inventario con el total de dichos campos.