Redacción
Tras dos días previos dedicados a la prensa americana e internacional, y una gala altrurista, la edición número 100 del Auto Show de Chicago abrió sus puertas al mundo para presentar la segunda gran entrega de vehículos de producción -entre autos, camionetas y camiones-, autos concepto y accesorios, ayer, 8 de febrero.
La exhibición que permanecerá abierta hasta el próximo 17 de febrero en el McCormick Place, es considerada la más grande de Estados Unidos al ocupar 1.3 millones de los 2.7 millones de pies cuadrados del complejo McCormick Place; así el panorama inicial.

`Exhibicionistas'

En la exposición de automóviles mas grande de la nación es testigo de múltiples presentaciones al mundo y América del Norte de una completa gama de autos y camiones de pasajeros nacionales e importados; SUVs, autos concepto y experimentales que suman casi el millar de diferentes vehículos. Además de los stands de accesorios y otros exhibiciones relacionadas con el mundo de auto, los vehículos de competencia, autos antiguos y de colección.

Los de América

GM fue el que más se lució en la jornada inaugural del Auto Show de Chicago con grandes novedades. El gran debut de GM fue el Chevrolet Traverse, un vehículo incluido en la nueva categoría de crossovers (CUV) y que estilísticamente está inspirado en el diseño del nuevo Chevrolet Malibu.

GM anunció que el Traverse será producido en el tercer trimestre del año en Tennessee y estará disponible en tres modelos (LS, LT y LTZ) tanto con tracción frontal como a las cuatro ruedas.

GM también sigue con su nueva fuente de inspiración, los vehículos híbridos y con fuentes de energía alternativas. En esta categoría, presentó dos nuevas pick ups híbridas, las GMC Sierra de modo dual y la pick up concepto GMC Denali XT.

Ford también elegió Chicago para otra gran presentación, la introducción en el mercado norteamericano de la furgoneta Transit Connect, uno de los éxitos de ventas del fabricante del óvalo azul en Europa. Con la importación de la europea Transit Connect, Ford quiere mantener uno de los últimos liderazgos que conserva en Estados Unidos, el del mercado de vehículos comerciales.

Ford también llevó a Chicago el Ford Edge Sport 2009, una versión deportiva del crossover de más éxito.

El Grupo Chrysler por su parte, reservó para Chicago una de las grandes novedades del año: el Dodge Challenger SRT8, una edición limitada del clásico "muscle car" de los años 1960-1970, que ahora tampoco defrauda a sus incondicionales.

El Challenger SRT8, del que sólo se fabricarán en principio 6 mil 400 unidades, lleva un motor HEMI de 6.1 litros en V8 que desarrolla 425 caballos de potencia.

las marcas presentes

Acura
Audi
Bentley
BMW
Buick
Cadillac
Chevrolet
Chrysler
Dodge
Ford
GMC
Honda
Hummer
Hyundai
Lincoln
Lotus
Maserati
Infiniti
Jaguar
Jeep
Kia
Lamborghini
Land Rover
Lexus
Maybach
Mazda
Mercedes-Benz
Mercury
Mini
Mitsubishi
Nissan
Pontiac
Porsche
Saab
Saturn
Scion
Subaru
Suzuki
Toyota
Volkswagen
Volvo