Edgardo Serralde, originario de Tulyehualco disputará el próximo sábado con el vasco Bixintxo Bilbao la final de mano individual del Torneo Santiago
Santiago de Chile, Chile.- El mexicano Edgardo Serralde y el vasco Bixintxo Bilbao jugarán el próximo sábado la final de mano individual del Torneo Internacional de trinquete que, bajo organización del Consejo Mundial de Pelota Vasca y Deportes Asociados, se celebra en Santiago de Chile.

Serralde, jugador de Tulyehualco, con más pegada y recursos pero físico algo corto, se impuso a Nico Comas, de Argentina, por 40-15 en un total de 44 minutos, en los que cobró 14 tantos con la jugada del saque.

Su rival, el joven argentino de Paraná, Comas, se mostró muy elástico y eléctrico aunque el exceso de nervios le perdió hacia la mitad del partido. Eso sí, dejó probado que tiene futuro porque posee los elementos necesarios para ser un delantero de calidad.

El vencedor llevó las riendas del encuentro con marcadores parciales de 10-3, 24-4 y 27-11 antes del rápido desenlace a partir del 32-14. El argentino se defendió bien en la media cancha, pero tuvo dificultades para devolver los pelotazos largos.

Probablemente, Argentina se hubiera asegurado el tercer puesto sacando a la cancha a Servando Alvarez y dejando para la cita de parejas a Nico Comas junto a Luis Maidagan.

El caso es que la representación argentina se quedó sin el bronce porque en la otra semifinal, entre vascos y bolivianos, éstos, que fueron derrotados, consiguieron hacer 21 tantos, o sea, 7 tantos más (14 los argentinos).

Euskal Herria, con Bixintxo Bilbao, venció por 40-21 al boliviano Gonzalo Vargas, quien ya había dado muestras de calidad en la fase inicial del campeonato. El partido se prolongó 46 minutos y la delantera del vasco fue una constante: 10-4, 16-14 tras reacción del sudamericano, 26-16 y 36-19 antes del triunfo final por 19 tantos de ventaja.

Bixintxo Bilbao metió en dificultades a su rival, habitual jugador de "k'ajcha" -en lengua quechua-, modalidad que se juega en un escenario de tres paredes y sin rebote con material de 80 a 85 gramos, cuando colocó la pelota al fondo del tejadillo. Vargas levantó pelotas difíciles y dio la batalla, pero sus recursos fueron menores.

Un cambio de pelota, que no favoreció a Vargas, sus varias y variadas 'txapas' y cierto cansancio físico, contribuyeron a su derrota.

El vasco, jugador de fina estampa, sumó 10 tantos con el disparo inicial, extendió bien la pelota y la cruzó con criterio, pero no pudo devolver una preciosa acción del boliviano, un 'frailazo' -el 'fraile' es la zona curvada en la intersección derecha del frontis con pared derecha-, que fue su último tanto (36-21) .

La final manista entre Serralde (MEX) y Bilbao (EUS) se disputará el sábado en el trinquete santiaguino de Euzko Etxea.