Notimex
Aparecerá en un capítulo de Ugly Betty y será imagen de una compañía automotriz
La modelo británica Naomi Campbell festeja este jueves su cumpleaños número 38 con una aparición en la serie de la cadena estadunidense ABC, Ugly Betty, y con un nuevo contrato con la marca francesa constructora de automóviles Citroën.

La top model, quien fue arrestada a principios de abril bajo sospecha de agredir a un oficial en el Aeropuerto Heathrow de Londres, firmó con la empresa automotriz para el lanzamiento de una serie especial de sus modelos C3 y su versión descapotable C3 Pluriel.

Citroën, famosa por su tecnología de vanguardia, forma parte del Grupo PSA (Peugeot-Citro%n) , además se caracteriza por contratar a destacadas modelos para publicitar sus creaciones, entre ellas Cindy Crawford y Claudia Schiffer.

Por otra parte, Campbell, quien se caracteriza por su carácter agresivo, se interpretará a sí misma en el programa que produce la mexicana Salma Hayek, Ugly Betty.

Campbell, una prominente modelo tanto en la pasarela como en la publicidad impresa, nació el 22 de mayo de 1970 en Londres, Reino Unido, y su ascendencia es jamaiquina y china.

Incursionó en el mundo de las pasarelas a los 15 años y desde entonces su belleza y personalidad la han llevado a ser reconocida a nivel mundial.

Uno de sus logros más importantes ha sido su aparición en la portada de la revista Time , ya que con ello se convirtió en la primer modelo de color en ser incluida en esa publicación. Esto le abrió paso para que realizara algunas fotografías para Vogue.

La labor altruista es una de las actividades que Naomi continúa fomentando, luego de viajar a Brasil para entrevistarse con el presidente Luiz Inácio lula da Silva, a quien prometió recursos para los programas sociales con niños pobres de ese país.

La modelo ha tenido problemas legales debido a su explosivo carácter. A dos de sus asistentes les mordió la oreja y a una ex amiga le arañó porque lucía un vestido igual al suyo, entre otros desplantes que ha tenido.

En 2007, Naomi expresó su deseo de acudir con su madre a una terapia para dominar su cólera, luego que una corte de Estados Unidos la sentenció a cinco días de trabajo comunitario por agredir a su asistente.

Además, el tribunal dictaminó que Campbell tenía que pagar los gastos médicos de su asistente, luego de que le lanzó un teléfono móvil porque le faltaban unos pantalones.