Notimex
Los Angeles.- Dos de los octillizos nacidos el 26 de enero último en un hospital de California llegaron hoy a su hogar en La Habra, en medio de una intensa algarabía, decenas de fotógrafos y un par de helicópteros.
Isaiah Angel y Noah Angel fueron llevados casi a la medianoche por su madre Nadya Suleman después de que abandonaron el hospital en Bellflower, en donde nacieron nueve semanas antes de lo previsto por los médicos.

Fuera de la propiedad recién comprada por Suleman, quien ha estado desempleada ocho años, se apostaron decenas de paparazzis, cámaras de TV y decenas de curiosos.

Dentro de la propiedad, unos 50 kilómetros al sureste de Los Angeles, con cuatro recámaras y tres baños, los esperaban los seis hijos de Suleman, con edades de dos a ocho años, todos procreados por inseminación artificial.

Jim Anderson, vocero del hospital Kaiser, dijo que los restantes seis bebés serán dados de alta los próximos días, luego de que supervisores constataron la víspera las condiciones del nuevo hogar de los bebés.

Nadia, divorciada desde 2008, tiene 33 años de edad y ha estado sobreviviendo gracias a la ayuda económica federal, con estampillas de comida y con 165 mil dólares que recibió en los últimos años.

Al nacer sus octillizos y convertirse en noticia, Suleman ha sido objeto de ofertas por la primicia, y gracias a entrevistas exclusivas y las primeras fotos de sus hijos es que pudo comprar su nueva casa que costo 564 mil dólares.

Noah Angel, fue el primero de los octillizos en nacer y actualmente pesa dos kilos y medio, e Isaiah Angel, el tercero en nacer, pesa dos kilos 300 gramos, explicó Anderson.

Añadió que tras varias visitas de funcionarios del hospital, estos comprobaron que la nueva casa es segura y cuenta con el suficiente apoyo para cuidados, equipo y material necesario para su cuidado.

En la residencia se encuentra la abuela de los octillizos, Maggie Rodríguez, asi como dos enfermeras proporcionadas de forma gratuita por la organización no lucrativa 'Angels in waiting'.