El Universal
El plástico tiene la ventaja de disminuir riesgos al traer efectivo y controlar tu gasto, aunque sufre la desventaja de que cualquier mal uso tendrá efectos inmediatos sobre tu saldo. Peor te resultará desconocer las comisiones
Con el fin de incentivar el uso de los medios de pago electrónicos a través de sus tarjetas de débito, los bancos acostumbran lanzar diversas promociones. Esta ocasión tocó el turno a BBVA Bancomer, que presenta su campaña Córtale al efectivo.

El objetivo de tal campaña es transmitir a los clientes que las tarjetas de débito "son un medio práctico, seguro y cómodo", y generar de forma paulatina un cambio en el uso de los productos bancarios.

Sin embargo, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) advierte también que, como en todo producto financiero, el uso del plástico conlleva desventajas que es importante tomar en cuenta.

Por ejemplo, al tratarse de un pago de contado, no existe el financiamiento, además de que su mal uso tiene efectos inmediatos sobre el saldo del cliente.

Por otro lado, la dependencia gubernamental recomienda a los usuarios preguntar al banco sobre los montos que debe pagar el usuario, además de cuidar las comisiones a pagar.

Lo bueno

Por lo general, todas las cuentas bancarias (ahorro, cheques, inversión y nomina) incluyen al plástico de débito como medio para disponer de recursos que se depositan en éstas.

Algunas de las ventajas en su uso son la disminución de riesgos de traer consigo dinero en efectivo, el control que obtienes de tus gastos y el sistema práctico de las compras, según plantea la Comisión en su página de Internet.

Por su parte, BBVA Bancomer expone que, a casi 10 años de su introducción, las tarjetas de débito y prepago son un sistema de pago importante para los comercios, que canalizan las transacciones a través de la infraestructura establecida por la banca en México.

Se trata de un brazo activador de la economía del país y en este segmento BBVA Bancomer cuenta con 15 millones de tarjetahabientes, según explica en un comunicado el director de Productos de Consumo de la institución, Rodrigo Manrique.

El número de comercios que aceptan tarjetas de débito es de 300 mil a nivel nacional, que representan una facturación de 153 mil 640 millones de pesos al cierre del primer semestre de 2007, donde Bancomer participa con 30%.

Entre los incentivos que ofrece su campaña Córtale al efectivo está el sorteo de dos automóviles, donde participarán todas las compras que se realicen con tarjetas de débito o prepago mayores a 50 pesos entre el 1 de septiembre al 31 de octubre.

Otras instituciones bancarias como Banamex ofrecen tarjetas de afinidad -como por ejemplo de futbol- con promociones especiales por su uso. De manera similiar sucede con las tarjetas del resto de los bancos.

Lo malo

Como se mencionó anteriormente, la Condusef advierte que con la tarjeta de débito el pago es de contado y por lo tanto no existe el financiamiento, además de que su mal uso tiene efectos inmediatos sobre el saldo del cliente.

Por ejemplo, en caso de robo, el ladrón podrá hacer cualquier uso del plástico, mismo que se verá reflejado de inmediato en tu saldo. Peor aún cuando no reportaste el hurto, pues resultará casi imposible recuperar tu dinero.

Por otra parte, existe persistencia de sobregiros en el uso de cheques por sistemas fuera de línea, además de que no es aceptada en reservaciones de hoteles y renta de autos, lo que sí sucede en el caso de las tarjetas de crédito.

Respecto a las comisiones que pagan por el uso del plástico, la dependencia sugiere utilizar en la medida de lo posible los cajeros automáticos de la sucursal y evadir así los cargos por la utilización de máquinas RED.

También recomienda no portarla a menos que se use y verificar que el plástico pase una sola vez por la terminal que hace la descarga de un pago.

Lo feo

Como puedes observar, es importante equilibrar las ventajas del plástico -que en esta ocasión enumeró BBVA Bancomer- con las desventajas que advierten autoridades como Condusef.

Pero también es recomendable preguntar al ejecutivo los costos mensuales y anuales que tendrás que pagar. Nunca está de más insistir hasta obtener la cifra concreta y si ésta es con o sin IVA, de lo contrario, es probable que el ejecutivo de cuenta no lo informará.

Y es que si tienes un plástico, es importante que conozcas lo que estás pagando por utilizarlo, pues "lo feo" te puede llegar después en tu estado de cuenta.

Entre los cobros más frecuentes destaca el monto de apertura, anualidad, un saldo mínimo necesario al mes y el cobro de manejo de cuenta por no cubrir el monto mínimo necesario al mes. Eso sin contar el costo por retiros y consulta de saldo en ventanilla, cajero automático del banco y cajero automático de otros bancos.

Por ejemplo, por retiro en cajeros RED se cobra hasta 20 pesos, tal como sucede con las tarjetas de Banamex, Banorte, BBVA Bancomer y HSBC, esto sin contemplar cuentas de nómina. Por consulta te cobran entre 3.50 y 8 pesos.