El Universal
José Luis Barraza ya fue designado copresidente del Consejo de Administración de Aeroméxico, y desde ese cargo anunció que en los primeros 18 meses de la nueva administración de la principal aerolínea del país se pondrá en "números negros" a la empresa para "tener utilidades".
Afirmó que el proceso de compraventa se llevó a cabo de manera transparente, con reglas claras, conocidas por todos los contendientes y con anticipación.

"Ganamos por tener una oferta competitiva mejor en lo económico y en el negocio", aseveró.

Precisó que los nuevos inversionistas de Aeroméxico tendrán 51% y Banamex 49% de la aerolínea.

Detalló que votarán en bloques para mantener el control de las decisiones. Además de que se creó un fideicomiso, del cual él será presidente del comité técnico.

En conferencia de prensa, señaló que llevaban un año estudiando el caso, apoyados por asesores del transporte aéreo (SH&E), y reconoció que es un negocio complicado, de alto riesgo, por lo que es importante la capitalización de la empresa (considerando que el IPAB por su propia ley no podía hacerlo) y que la firma está compitiendo en condiciones desfavorables.

Barraza destacó que en los próximos 9 0 días inyectarán 240 millones de dólares de capital fresco y cumplirán todos los acuerdos con los sindicatos.

Expuso que empezarán a tomar acciones para renegociar la deuda, aprovechando la sinergia con Banamex, además de mejorar los términos y condiciones del arrendamiento de los aviones.

Jorge Hierro, director de relaciones institucionales de Banamex, acotó que el riesgo de crédito lo tiene Eximbank.

Ambos insistieron en que el endeudamiento total de Aeroméxico es del orden de mil 200 millones de dólares; de los que, según Hierro, "más de 60% corresponden al arrendamiento financiero de los aviones; es un contrato de operación" y 40% son pasivos con distintos bancos, que buscarán renegociar, dijo Barraza.

Los nuevos dueños confirmaron a Andrés Conesa como director general de la aerolínea y Barraza agregó que no habrá recortes de personal.

En cuanto a los planes de negocio, se informó que se ampliarán rutas, frecuencias de vuelos y aviones. "Las tarifas las podremos mejorar conforme vayamos mejorando nuestros costos", dijo Barraza, quien indicó que continuarán la reposición y homologación de equipos, "sustituyendo los Boeing MD80 por Boeing 737, que son más eficientes en su operación, en cuanto a consumo de combustible y mantenimiento".

Detalló que trabajan con los pilotos para ajustar el contrato colectivo en dos vías: eficiencia y productividad. Además, recibirán 4% de las acciones más un asiento en el consejo de administración. También se revisará la relación con los sobrecargos.