La joven de 24 años señala que no ha hecho nada malo y no terminará tras las rejas. Foto: Archivo/ Vanguardia
El Universal
Aunque la actriz asegura que una jueza la odia, no cree que haya hecho algo malo por lo que deba estar tras las rejas
CIUDAD DE MÉXICO.- La actriz Lindsay Lohan podría ir a prisión este jueves por violar los términos de su libertad condicional, pero la joven no le teme a esa posibilidad y asegura que no ha hecho nada malo.

Según el sitio TMZ.com, la joven está convencida de que la jueza Marsha Revel -quien lleva su caso- la odia.

No obstante, la joven de 24 años señala que no ha hecho nada malo y no terminará tras las rejas.

La actriz admite que en el pasado tuvo problemas pero ahora ha cumplido con sus clases sobre consumo de alcohol, pero lo que no ha terminado de entender es que Revel podría mandarla a prisión por haber perdido tres clases antes de su última aparición en la corte y no presentarse antes porque perdió su pasaporte.

Según gente cercana, la actriz se ha acostumbrado a que los abogados la rescaten de situaciones increíbles y ahora espera que ocurra lo mismo.