Buenos Aires, Argentina.- El futbolista Juan Román Riquelme afirmó hoy que "lo importante" para el Boca Juniors es "ganar y sacar una buena diferencia de goles" este miércoles ante el Atlas mexicano, en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.
Riquelme, quien admitió que siente algunas molestias físicas pese a lo cual participará en el partido, indicó que para el Boca Juniors "las cosas siempre resultan más difíciles que para otros equipos, porque todos quieren ganarle".

"Todos dan un poco más de sí cuando se enfrentan a Boca, pero ya estamos acostumbrados", añadió.

Al referirse al Atlas, dijo que "por algo ha llegado a los cuartos de final" y afirmó que "es un buen equipo, al que hay que ganarle por varios goles, si es posible, para ir a México después con mayor tranquilidad".

"Ellos han disputado muchos partidos este año y sufren el cansancio, pero ahora juegan contra Boca y tendrán muchas ganas de hacer un buen papel", comentó.

Riquelme lamentó la inhabilitación del estadio 'La Bombonera' "por la tontería de una persona que arrojó algo contra un juez de línea y que ha perjudicado a Boca".

"Pero nosotros ya hemos jugados como locales en el estadio de Vélez Sarsfield y hemos ganado", advirtió.

El defensa Lucano Fabián Monzón señaló que Boca intentará neutralizar al delantero argentino del Atlas, Bruno Marioni, goleador de su equipo, quien marcó los tres tantos en la victoria por 3-1 que el conjunto de Jalisco logró sobre los boquenses el pasado 8 de abril en Guadalajara.

"Contra el Atlas, va a ser un partido muy difícil, y a Marioni no tenemos que dejarlo mover mucho, porque es rápido, vivo para jugar, y la forma de frenarlo es estar encima de él", afirmó el juvenil zaguero.

"Tenemos la idea de lograr una buena diferencia de goles, pero debemos cuidarnos las espaldas, estar muy concentrados en la defensa, porque un gol de visitante pesa mucho en este tipo de definiciones", agregó.