Foto. Especial
El Universal
La compañia de danza, liderada por la coreógrafa tapatía, celebrará su aniversario con una función en el Centro Cultural Los Talleres
México.- La danza es un camino de conocimiento que nos va llevando a una suerte de reivindicación con nuestra propia corporalidad, consideró hoy aquí la bailarina y coreógrafa tapatía Lola Lince, autora de la pieza coreográfica "Apuntes de Viaje, la escritura coreográfica como materia viva".

Con esta obra, de recién creación, la Compañía de Danza Experimental de Lola Lince ofrecerá hoy una función en el Centro Cultural Los Talleres, en esta ciudad, como parte de la celebración de sus dos décadas de actividad.

Al respecto la coreógrafa dijo que durante la trayectoria de la compañía, que nació en Guadalajara, Jalisco, en 1992, se ha dado cuenta que siempre hay algo más que aprender, pues cuando se cumple un objetivo debajo de éste hay uno más que conseguir.

"Siempre hay una gran incertidumbre, porque lo que creías haber conquistado de pronto te das cuenta que tiene otra capita y vas penetrando más y más con el tiempo", apuntó Lince.

Desde su origen la compañía, dijo, privilegia la experimentación como el detonador del proceso creativo y del encuentro de una voz propia. De ahí que fundamenten su quehacer en la búsqueda de la libertad interior y la espiritualidad.

Mencionó que entre los proyectos a los que profundizará se encuentra el de "Educar a través del conocimiento", el cual ya ha emprendido junto con la Secretaría de Educación Pública, que que preve fortalecer, ya que en él encuentra la posibilidad de hacer trabajo comunitario fomentando en los niños la posibilidad de generar procesos de pensamiento creativo.

Sobre la coreografía "Apuntes de Viaje, la escritura coreográfica como materia viva", mencionó que surgió de la necesidad de "bitacorear" la experiencias; intenté llevar lo escrito a partituras de acciones, las cuales van generando imágenes en el espacio.

Se trata, dijo, de una pieza integrada por tres paisajes: "Hanna", "Exorcizar el mal" y "El retorno", que conjuntas recapitulan el aquí, el ahora y el siempre. Con esta obra la compañía, con sede actualmente en Guanajuato, ofrecerá tres funciones hoy, el 14 y 15 de julio en Los Talleres.

Por otra parte, sobre la gala que dará la compañía en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, Lince adelantó que presentarán "Las Máscaras de Lilith, hipérbole de la Memoria", coreografía que da cuenta de la evolución de este principio femenino a través de las diferentes culturas y en diferentes tiempos.

Explicó que Lilith en la tradición Hebrea es la primera mujer que aparece sobre la tierra, que fue formada del mismo polvo que Adán en igual circunstancias y que huye del paraíso precisamente porque no le gusta ser sometida por Adán, como un gesto de independencia absoluta por parte de esta diosa oscura.

"Tengo una especial fascinación por los arquetipos, por estos númenes radiantes que se van perpetuando en el tiempo y piden seguir vivos", comentó.

Dicha pieza fue creada por Lince en colaboración con la coreógrafa japonesa Natsu Nakajima, la cual lleva la dirección artística de la gala, que tendrá lugar el 20 de julio próximo.