Redacción
Si la investigación que revela un intento de arreglo para el ascenso de Puebla el torneo pasado se comprueba, nuestro balompié sumará una mancha más a su historia.
En un diario de circulación nacional, se publicó ayer un dossier de notas que reveló un complot para que el Puebla de Emilio Maurer lograra la promoción a la Primera División.

En la publicación, que aportaba grabaciones, que inmiscuyeron los nombres de Maurer, presidente del Puebla, Roberto Ruiz Esparza, ex jugador y candidato a alcalde poblano y Hugo Fernández, técnico de Dorados.

Ninguno de los involucrados aceptó las acusaciones.

Hugo Fernández, técnico de los Dorados, aseguró que su abogado ya se encargó de levantar una demanda contra quien resulte responsable por la grabación que lo acusa.

"Mi abogado ... se encarga de levantar una demanda contra quien resulte responsable", aunque aclaró las condiciones para detenerla: "Sólo si Ruiz Esparza o Maurer declaran a nivel nacional que nunca hablaron ni conmigo, (la paro)".

Y agregó. "Con Roberto hace tiempo que no hablo, por eso pido que Roberto declare que nunca habló conmigo. Lo podrá haber dicho, aunque no lo hizo".

Explicó que la directiva de Dorados le ha apoyado en todo, "por eso pido el careo, porque no es justo para la directiva, ni para la afición que puede enojarse con nosotros por todo lo que se está diciendo y eso no se vale", concluyó el estratega.