Notimex
Williamsburg.- Mientras la mexicana Lorena Ochoa, jugadora número uno del mundo, ascendió al segundo lugar del torneo Michelob Ultra Open que se juega en esta localidad de Virginia, la sueca Annika Sorenstam asumió el primer sitio en el tablero.
Ochoa, en busca de su sexta victoria de la gira 2008 de la LPGA, firmó tarjeta de 68 golpes, tres bajo par, para un global de 133 impactos, nueve abajo, luego de dos rondas al campo de 6 mil 315 yardas del Kingsmill Resort River Course.

Lo que es un hecho es que luego del pequeño bache de la semana pasada en Oklahoma, donde perdió una racha de cuatro victorias en fila, Lorena volvió a convertirse en una máquina de hacer birdies, al embocar cinco para llegar a 11 en el certamen.

Además de "pajaritos" en los hoyos 10 y 16, agregó otros más en el dos, tres y siete, tras comenzar el segundo recorrido en el "tee" 10. Marcó sendos bogeys en el cuatro y nueve para terminar tres bajo par.

Si la moraleja de hace una semana para Lorena fue que no siempre se puede ganar, esta vez quizá será que no siempre se puede ganar aunque juegue bien o, en su defecto, que hay que hacerlo en forma perfecta cuando Annika Sorenstam se cruza en el camino.

La sueca, que lleva dos títulos en esta campaña, repitió una ronda casi tan buena como la que hizo el jueves, al completar el recorrido en 66 "strokes", cinco bajo par, para un acumulado de 130, 12 menos, que la pone en la cima de clasificación en el campo par 71 de Virginia.

La ex reina del golf mundial tuvo un día impecable que despachó con cinco birdies para llegar a 12 en el certamen, y se fue sin bogeys por segundo día consecutivo.

Lorena Ochoa y la sudcoreana Leong Jang, quienes comparten la segunda posición general, escoltan a Sorenstam a sólo tres impactos de diferencia.

La tercera ronda del torneo de Virginia, que repartirá una bolsa de 2 millones 200 mil dólares, se efectuará hoy, con las poco más de 70 jugadoras que pasaron el corte.