Miami, EU.- En sólo dos temporadas la mexicana Lorena Ochoa avanza firme hacia lo que parecía un sueño irrealizable: llegar a la cumbre del golf en poder de la sueca Annika Sorenstam, la mejor jugadora de la historia.
Este año Ochoa superó el récord en ganancias de Sorenstam, de 2.863.904 dólares en una campaña, al conseguir 3.318.000, que la convierten en la primera golfista en sobrepasar los tres millones, cuando todavía tiene previstos tres torneos más en 2007 que pueden reportarle un incremento sustancial en el listado de premios.

"Ha sido un largo proceso para estar en la posición en la que me encuentro, pero lo he disfrutado mucho y es la posición en la que quier estar, por eso voy a trabajar muy duro para seguir ahí", señaló Ochoa.

Además, Ochoa, de 25 años, exhibe siete títulos en la presente temporada, similar marca a la de la austrialiana Karrie Webb (2000), y las estadounidensese Beth Daniel (1990), Kathy Whitworth (1973) y Babe Zaharias (1951), aunque Sorenstam consiguió 11 en 2002.

Como lo hizo en 2006, Ochoa es la virtual ganadora del título a la mejor Jugadora del Año, pues acumula una ventaja de 165 puntos, prácticamente inalcanzable para la noruega Suzann Pettersen, su más cercana perseguidora en el ranking.

La mexicana se mantiene desde hace 26 semanas en la cima de la especialidad y esta semana recibió el premio a la "Mujer Deportista del Año", un reconocimiento creado hace 33 años por la Fundación de Mujeres Deportistas.

"Es muy especial para mí el obtener un reconocimiento fuera del campo de golf", dijo Ochoa. "Doy a esos premios un lugar muy especial".

Pero el reinado de Sorenstam estará en su poder por algunos años más. La sueca aún en activo e integrante del Salón de la Fama desde 2003, acumula resultados que exigirán mucha dedicación a Ochoa para superarlos.

Sorenstam en 14 años como profesional sobrepasa los 20 millones de dólares en ganancias, mientras Ochoa tiene 9.137.643 en seis años de carrera.

También la europea, que ganó 11 torneos en 2002 y diez en 2005, acumula 69 victorias en torneos LPGA, incluidos diez Majors, así como la ronda más baja en la historia de la LPGA con 59 golpes en un torneo disputado en 2001. Ochoa tiene 16 torneos LPGA y ganó este año el primer Major en el Abierto Británico.

Asimismo, Sorenstam recibió ocho veces la nominación a Jugadora del Año (Ochoa recibirá este año la segunda) y también consiguió seis veces el "Trofeo Vare" por el promedio de puntuación más bajo del año.

"Estoy muy impresionada con su juego, su actitud y lo buena persona que es. En el campo no le tiene miedo a nada", aseguró Sorenstam sobre Ochoa en el torneo Kraft Nabisco Championship en 2002. "Aunque es una amateur, juega a un nivel profesional".

"Lorena se a va a desarrollar como una súper estrella como (Juli) Inkster, Kerrie (Webb) o Annika (Sorenstam). Ellas lo hicieron bien el primer año y lo han seguido haciendo mejor desde entonces. Eso es lo que va a pasar con ella (Ochoa)", vaticinó también Betsy King, Hall de la Fama del golf femenino, cuando vio jugar a la mexicana hace cinco años. Y no se equivocó.