En la segunda ronda del Lorena Ochoa Invitational, la anfitriona mejoró su juego, desafortunadamente para ella, las líderes también. A pesar de haber sellado jornada de 69 golpes, tres bajo par y asegurar el décimo lugar, la líder Jiyai Shin, de Corea, se le despegó por siete golpes con una segunda ronda de 66 impactos, seis bajo par.
El Universal
En la segunda ronda del Lorena Ochoa Invitational, la anfitriona mejoró su juego, desafortunadamente para ella, las líderes también. A pesar de haber sellado jornada de 69 golpes, tres bajo par y asegurar el décimo lugar, la líder Jiyai Shin, de Corea, se le despegó por siete golpes con una segunda ronda de 66 impactos, seis bajo par.
"Lo bueno fue que recuperamos más lugares, hice más birdies, estoy cerca del tercero, cuarto, quinto lugar, Jiyai Shin jugó muy bien hoy, se me distanció un poco, pero nada está escrito todavía quedan dos días voy a estar muy positiva", dijo Lorena.

Su juego estuvo lleno de altibajos, pues comenzó muy bien la ronda con dos birdies seguidos pero a la mitad del first nine comenzó a tambalearse.

Justo después de haber arrancado los más sonoros aplausos de la galería que la acompañaba, cometió su primer bogey en el hoyo tres, par cinco, cuando su tercer tiro fue a parar al búnker que resguardaba del lado derecho el green, mientras que el tiro para birdie acabó alejándose de la bandera para detenerse a menos de dos metros. Falló el putt para salvar el par al abrirse la bola.

La primera parte del recorrido aún tenía sorpresas para Ochoa, dos no muy agradables. En el hoyo seis y siete, ligó bogeys consecutivos que la pusieron de vuelta a par con el campo, para empezar de cero, una vez más.

El deseo de alcanzar a las líderes la llevó a concentrarse más y en la segunda vuelta tuvo su mejor desempeño con tres birdies sucesivos a partir del 10, que fue la chispa que encendió el motor.

El último birdie de la tapatía llegó en el hoyo 15, cuando embocó un putt de cuatro metros.

El momento estaba de su lado y parecía que añadiría birdies, pero en el siguiente hoyo no pudo concretar el birdie. El putt para birdie se detuvo dramáticamente a tres centímetros del hoyo.