Agencias
Ronda para el olvido
WILLIAMSBURG, VIRGINIA.- Un terrible día de tres arriba de par alejó a Lorena Ochoa del liderato del torneo Michelob Ultra Open, donde la sueca Annika Sorenstam se mantiene en la cima con tres tiros de ventaja, luego de disputada la tercera ronda.

Después de comenzar el tercer recorrido instalada en el segundo sitio general, la jugadora tapatía no tuvo una buena actuación en el campo del Kingsmill Resort River Course, donde acumula un score de 207 impactos, seis bajo par.

La número uno del mundo tiene rondas respectivas de 65, 68 y 74, para alejarse a ocho tiros de distancia de Sorenstam, quien este sábado tiró dos bajo par para un global de 199 "strokes", 14 menos, que le sirvió para conservar el liderato.

No fue nada malo el comienzo para Lorena en el campo de 6 mil 315 yardas, par 71, ya que en la primera vuelta consiguió encajar birdies en el uno y el siete, para ponerse a un tiro de distancia de Annika, quien se fue par campo los primeros seis hoyos.

Sin embargo, los problemas comenzaron al marcar bogey en el hoyo ocho y la segunda parte fue un total desastre, al cometer bogeys consecutivos en el 10, 11 y 12, y más tarde en el 17.

Ochoa, quien busca su sexto título de la gira 2008 de la LPGA, comparte la décima posición con las estadounidenses Laura Diaz y Stacy Prammanasudh, las sudcoreanas Jimin Kang y Song-Hee Kim, y la noruega Suzann Pettersen.

Por su parte, Annika Sorenstam, quien no suele ser muy espectacular pero sí muy efectiva, concluyó ayer la tercera ronda casi sin cometer errores, y parecía tener amplias posibilidades de ganar el torneo Michelob Ultra Open .

Sorenstam firmó una tarjeta de 69 golpes, dos debajo del par de campo, para un total de 199 impactos, 14 bajo par; y dejó claro que está de regreso de sus lesiones y podría competirle palmo a palmo el primer lugar mundial.