Redacción / El Guardián
Rostros desencajados, caras incrédulas y llenas de dolor se vieron la tarde de ayer en los diferentes lugares donde eran velados los reporteros Carlos Antonio Ballesteros Villarreal, Andrés Ramírez Reyes y David Herrera García, cuyos familiares y amigos no podían asimilar su muerte.
Monclova, Coah.- Las lágrimas no dejaban de fluir entre los asistentes al velorio del reportero del periódico La Prensa de Monclova Andrés Ramírez, quien pasó sus últimas horas en su domicilio acompañado por familiares, amigos y compañeros de los diferentes medios de comunicación.

Alrededor de las 16:00 horas inició la procesión hacia la casa marcada con el 519 de la calle Mártires de Chicago, convertida en esos momentos en la capilla para velar el cuerpo de Ramírez Reyes, donde permaneció hasta las 18:00 horas cuando fue llevado a la iglesia Cristo Rey, localizada a pocas calles del lugar.

Posteriormente y tras la ceremonia religiosa, fue llevado al Panteón Guadalupe.

Al mismo tiempo, en la capilla de Funerales La Paz fue velado el reportero del periódico El Zócalo David Herrera, quien también falleció mientras cubría la nota de un choque en el que participó un tráiler cargado con varias toneladas de explosivos.

Tras un par de horas de velación, el féretro que guardaba los restos de Herrera García fue llevado a la iglesia San Francisco de Asís, donde se llevó a cabo una misa en la que fue acompañado por familiares, amigos y compañeros de trabajo.
Posteriormente el cortejo se dirigió al Panteón de Estancias, donde fue sepultado.

HOY DESPIDEN A CARLOS

Innumerables fueron las muestras de apoyo y amistad que recibieron los familiares de Carlos Antonio Ballesteros Villarreal.

Varias horas antes de que arribara el cuerpo a la capilla de Funerales Marsan, decenas de personas preguntaban por "El Cone", ya que querían acompañarlo en sus últimos momentos.

Las lágrimas no dejaban de brotar de los ojos de todos los que acudieron a darle el último adiós, y con una sonrisa en el rostro recordaron los momentos alegres que compartieron con Ballesteros Villarreal.

Los amigos no dejaban de desfilar frente al féretro de madera que contenía los restos mortales de "El Cone", quien se encontraba rodeado de arreglos florales que fueron enviados como muestra de solidaridad con la familia.

Las fotografías que se encontraban sobre el féretro eran un reflejo de la alegría que siempre mostró ante la vida.

Hoy, a las 10:00 horas, será llevado a la iglesia El Buen Pastor, que se localiza en el cruce del bulevar San Buena y la calle Zacatecas, donde se oficiará una misa por el eterno descanso de su alma, para posteriormente ser trasladado al Panteón Guadalupe, donde será sepultado.

(Con información de El Tiempo)