El Universal
Especialistas que participaron en elaboración de libros de texto de primero y sexto grados advirtieron a la SEP que el contenido de los ejemplares "es deficiente en todos sentidos"
Especialistas que participaron en la elaboración de los libros de texto de primero y sexto grados advirtieron hace casi 15 días a la SEP que el contenido de los ejemplares "es deficiente en todos sentidos y constituye un daño severo a la educación básica".

En esa reunión con el subsecretario de Educación Básica, Fernando González Sánchez, se acordó que se informaría a maestros y padres de familia que los textos tendrían el carácter de provisional y que se cambiarían el próximo ciclo escolar.

En el encuentro los representantes de los consejos de español, matemáticas, ciencias, artes, lenguas extranjeras, tecnología y formación cívica y ética presentaron al subsecretario un documento de tres cuartillas en el que exponen las deficiencias.

EL UNIVERSAL publicó ayer que el nuevo plan de historia para la educación primaria suprimió los temas de la Conquista y los siglos de colonización española; además, que por errores en el desarrollo de temas se canceló la entrega de los libros de matemáticas, de primero y sexto, y los alumnos recibieron únicamente un "Cuaderno de Trabajo.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) erogó más de 166 millones de pesos por la elaboración de los ejemplares cuestionados, según el costo promedio de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.

En el documento entregado al subsecretario, los investigadores propusieron cinco puntos para resolver "el grave problema".

En el primero solicitan el reconocimiento oficial de que los libros no son adecuados. El segundo plantea la integración de un equipo "profesional y altamente especializado" para la elaboración de los siguientes textos.

En el tercero los consejos se comprometen a seguir otorgando asesoría. En el siguiente punto sugieren realizar pruebas en grupos de alumnos, antes de aprobar los libros.

Por último, ratifican que su labor se realiza sin algún pago monetario.