LA JORNADA
Londres, Inglaterra.- El ex patrón del laboratorio estadunidense Balco, Victor Conte, principal inculpado en un caso de dopaje organizado, aseguró que los Juegos Olímpicos son "una estafa" y que los responsables de la justa han "tapado" casos de controles positivos.
En entrevista difundida por la televisora BBC, Conte afirmó que el consumo de sustancias prohibidas "es una ganancia para las cadenas de televisión, sólo se trata de dinero", y añadió que "algunos responsables olímpicos (le) dijeron que se habían tapado pruebas que dieron positivos.

"Ellos tienen conocimiento directo y de un momento a otro esto saldrá a la luz. Pienso que se hará público cuando algunos de estos responsables tengan que declarar bajo juramento ante un tribunal federal.

"En algún momento ustedes se darán cuenta de que existe un uso masivo de productos dopantes en el deporte de elite, olímpico y profesional, desde hace décadas", continuó.

Según Conte, existen lagunas en la reglamentación de sustancias prohibidas en beisbol y futbol americano, tan grandes, que "burlar esas políticas antidopaje es tan fácil como para un niño tomar un caramelo.

"Los que controlan el dinero también dominan la posibilidad de desarrollar procedimientos antidopaje eficaces", anotó el hombre, juzgado en 2005 y quien purgó una pena en prisión por corto lapso tras librar un escándalo que envolvió a varios atletas.

Por otra parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) reiteró que la libertad de expresión de los atletas en los juegos de Pekín tendrá únicamente límites en las instalaciones deportivas, la Villa Olímpica y en las zonas a las que sólo se accede con acreditación.

El COI comunicó a los comités nacionales la interpretación en seis puntos de la regla 51.3 de la Carta Olímpica y evitó así un detallado código de conducta.

"Estas líneas maestras no se refieren a casos concretos, porque la variación es demasiado grande", dijo Thomas Bach, vicepresidente del organismo, en Dusseldorf.

"No daremos recomendaciones a los atletas de lo que deben hacer o no", dijo Bach. "Esto es parte de nuestro concepto del deportista mayor de edad". Les daremos suficiente información para que estén al corriente", agregó.

En tanto, 31 alpinistas chinos, 22 de etnia tibetana, están en el Monte Everest decidiendo las rutas y preparando los campamentos para dar el salto final hacia la cima de la montaña con la antorcha olímpica, dijeron las autoridades del comité organizador, quienes han mantenido los planes del ascenso en secreto debido a sus preocupaciones por el tema de las protestas ante las acciones de China en el Tíbet.