Leopoldo Ramos/La Jornada
Los "errores" de la PGR corresponden a una estrategia de Estado, dice
Saltillo, Coah.- Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) "se han convertido en una sarta de cómplices de criminales" al aprovechar "deliberadas omisiones legales" para ordenar la liberación de paramilitares que el 22 de diciembre de 1997 asesinaron a balazos a 45 tzotziles mientras oraban en un pequeño templo de Acteal, en Chenalhó, Chiapas, manifestó a La Jornada el obispo de Saltillo, Raúl Vera López.

Consideró que los ministros que optaron por la liberación de los acusados, en vez de asumirse "como jurisconsultos", lo hacen "como leguleyos". Calificó su actuación de "vergonzosa", pues "quienes garantizan el derecho y la justicia en este país se han convertido en verdaderos cómplices de criminales". Asimismo, se pronunció por que los errores ministeriales y judiciales se corrijan sin necesidad de que los responsables salgan de la cárcel.

Paramilitares con permiso

Sostuvo que desde que ocurrió la matanza de Acteal se empezó a investigar, pero la Procuraduría General de la República (PGR) evitó llevar a cabo la averiguación correctamente, para corresponder a una estrategia que se trazó en el gobierno del priísta Ernesto Zedillo y sigue vigente ahora, para permitir la operación de grupos paramilitares en comunidades indígenas del sureste mexicano.

Lamentó que los ministros argumentaran que hubo errores de forma en la averiguación y en el juicio para liberar a individuos "plenamente identificados como protagonistas de la masacre", y denunció que "deliberadamente la PGR ha hecho las cosas a la mitad para que no concluyan".

Advirtió que con la liberación de los acusados la justicia mexicana "evidenciará una vez más sus fallas e impunidad" ante la comunidad internacional, que ha estado pendiente de los acontecimientos en Chiapas. Agregó que nada garantizará la seguridad de las familias que identificaron a los agresores y fungieron como testigos durante el juicio.

Consideró que los gobiernos de PRI y PAN no han tenido interés en resolver las demandas de justicia de los pueblos indígenas y aseguró que los ex presidentes Ernesto Zedillo y Vicente Fox "desaprovecharon intencionalmente" la oportunidad de aplicar los acuerdos de San Andrés, por los cuales se definieron rutas para garantizar justicia y bienestar a las comunidades.

"Tampoco entró en vigor el acuerdo para que las etnias fueran reubicadas en municipios indígenas en todo el país y que formarán parte de distritos y se garantizara que los pueblos originarios tuvieran representación en el Senado, en el Congreso de la Unión; entonces, ni el señor Zedillo estuvo a la altura ni el señor Fox".

-¿Y Felipe Calderón?

-Calderón se ha entretenido siempre con el narcotráfico; en absoluto ha tenido una política indígena notoria.