Tokio, Japón.- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el mexicano Angel Gurría, destacó hoy que los pobres resultados educativos de América Latina son más una cuestión de empleo de recursos que de falta de inversión.
En la presentación en Tokio de los resultados de la edición de 2006 del Programa de Seguimiento de Estudiantes Internacionales (PISA, en inglés), Gurría subrayó que la mayor parte de los países latinoamericanos presentes en el estudio no obtienen un buen rendimiento del dinero público que se destina a educación.

"Si tus gastos en educación no son pequeños y no obtienes buenos resultados, entonces tienes dos problemas", aseguró.

Los seis países latinoamericanos presentes en el estudio, que cubre 57 estados, se encuentran claramente por debajo del promedio de los datos obtenidos.

El mejor situado en el informe PISA 2006 es Chile, que ocupa el puesto 40, seguido de Uruguay (43), México (49), Argentina (51), Brasil (52) y Colombia (53).

Además, Gurría destacó la importancia de los sistemas educativos, junto con los impositivos, a la hora de fomentar la igualdad de oportunidades en la sociedad.

En su opinión, muchos sistemas educativos en Latinoamérica discriminan a los alumnos según su poder adquisitivo y hacen que tan sólo accedan a una enseñanza superior y de calidad aquellos que cuentan con recursos económicos.

"Muchos sistemas educativos en América Latina congelan las diferencias socio-económicas, en lugar de actuar como grandes promotores de la igualdad", aseguró el secretario general de la OCDE, que aseguró que la mayoría "no son efectivos para atenuar las diferencias sociales y económicas".

Esto, tiene importantes consecuencias ya que "la sociedad que congela las desigualdades", generará "jóvenes frustrados", además de sufrir "inestabilidad política y social" y perder "dinamismo", al "dejar de lado a mucha gente".