Foto: Especial
Notimex
Los videojuegos representan una mayor complejidad y reto intelectual que cualquier otra industria del entretenimiento, señaló Pablo Moreno Ger, El especialista de la Universidad Complutense de Madrid.

Los videojuegos incorporados en un proyecto pedagógico bien definido pueden ser utilizados como un valioso material didáctico en favor de los procesos de enseñanza-aprendizaje, consideró el investigador Pablo Moreno Ger.
Los videojuegos representan una mayor complejidad y reto intelectual que cualquier otra industria del entretenimiento, señaló Pablo Moreno Ger, El especialista de la Universidad Complutense de Madrid.

Los videojuegos incorporados en un proyecto pedagógico bien definido pueden ser utilizados como un valioso material didáctico en favor de los procesos de enseñanza-aprendizaje, consideró el investigador Pablo Moreno Ger.

El especialista de la Universidad Complutense de Madrid, señaló lo anterior en la conferencia inaugural del X Congreso Internacional y XIII Nacional de Material Didáctico Innovador, nuevas Tecnologías Educativas, que se realiza en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Expuso que ha quedado demostrado que con los videojuegos no sólo se aprende sino que se "aprende mejor" y a diferencia de otras estrategias educativas en las que el individuo pierde la atención después de 10 minutos, en éste la atención se mantiene durante horas.

Los videojuegos representan una mayor complejidad y reto intelectual que cualquier otra industria del entretenimiento.

Por ello, es necesario averiguar cómo captar esa atención de los jugadores y evaluar el posible uso en programas educativos en los que dichos instrumentos sirvan como un apoyo adicional del profesor.

Sin embargo, señaló que las amplias posibilidades de su aplicación en el ámbito educativo se ven limitadas, debido al prejuicio social que predomina hacia ellos, ya que entre el uso como un juego didáctico y la adicción "hay una línea muy delgada", por lo que deberán estar insertos en un programa educativo más amplio.

El investigador precisó en un comunicado que la mejor manera de entretener es enseñar algo nuevo a través del juego, estrategia que han seguido las compañías dedicadas a esta industria.

Al inaugurar esta actividad, Javier Melgoza Valdivia, secretario general de la UAM, dijo que el interés por los materiales didácticos no puede estar desvinculado de los elementos que configuran la docencia, los cuales tienen una dimensión tangible irreductible.

Entre todos los dispositivos que conforman los procesos de enseñanza-aprendizaje, uno central es el que se refiere a las técnicas didácticas y las herramientas más adecuadas para los métodos educativos, consideró.