Foto: Especial
Animal Político
Autoridades argentinas investigan la posible incursión del cártel mexicano de Los Zetas, tras la detención de un ciudadano mexicano que intentaba enviar un cargamento de droga desde Río de la Plata a Portugal
El diario El Día de Argentina publica que el miércoles pasado la policía local detuvo a Rafael Ulibarri del Río junto a un ciudadano colombiano y otro argentino en un hotel del centro de La Plata cuando intentaban mandar un cargamento de droga con destino a Europa.

Aunque algunos medios han dado por hecho que Ulibarri tiene nexos con el cártel mexicano conocido como Los Zetas, la policía de La Plata declaró que aún no está claro si el detenido pertenece a dicha organización criminal.

"La referencia de que el detenido tendría conexión con ese cártel surge de la misma denuncia que dio origen al procedimiento y no de una investigación; por lo cual estamos tratando de averiguarlo", explica Alberto Gentili, el fiscal federal de Lomas de Zamora responsable del allanamiento en que fue incautada la droga.

Ante la duda, la policía se ha abocado a esclarecer la relación del detenido con la organización criminal originaria de México. "Tanto cabe la posibilidad de que se trate de una operación de Los Zetas como de que el tipo haya tenido contacto alguna vez con ellos pero ya no lo tenga", señalan fuentes de la Policía a El Día.

El Día revelo que de Rafael Ulibarri del Río, -el presunto integrante de Los Zetas detenido junto a un ciudadano colombiano y otro argentino en un hotel apartado del centro de La Plata- no se sabe mucho más que lo relatado por sus antiguos vecinos.

Los vecinos lo retratan como  un tipo de cincuenta años que "siempre saludaba" y que no parecía afligido por el devenir de su negocio pese a sus oscuras perspectivas. Y es que a "Equipamientos Terapéuticos S.A", la empresa abierta por él y sus dos socios en un pequeño local de 6 entre 43 y 44, "nadie entraba nunca a comprar nada".

Aún cuando no tenía clientes, los vecinos de la cuadra veían descargar allí todas las semanas "mercadería en tachos". En esos mismos tachos, los efectivos de la DDI La Plata se llevaron el miércoles último los "cincuenta kilos de cocaína de máxima pureza" descubiertos dentro de una caja fuerte al allanar el local.

La droga, según explicó la policía, se encontraba allí para ser mezclada con un gel y convertirse en relleno de almohadillas terapéuticas. Estas iban a ser enviadas luego a una muestra de productos médicos en Costa Salguero y, desde ahí, directo a otra muestra en Lisboa.


Por: Animal Político