Notimex
México.- Lucía Méndez anunció que se siente una mujer libre, "feliz y disfrutando de un momento mágico y dulce", luego de que hace unos meses firmó su acta de divorcio.
En entrevista con la edición mexicana de la revista "Hola!", afirmó que el divorcio le aportó una madurez luego de momentos muy difíciles, donde contó con el apoyo de su hijo Pedro Antonio y su madre, Martha Méndez, pero que ahora se siente más cercana a Dios.

La protagonista de la telenovela "Amor sin Maquillaje", tras haber firmado el acuerdo de divorcio que presentó hace unos meses para disolver legalmente su matrimonio con el cubano Arturo Jordán, regresa a la pantalla chica después de 17 años de ausencia.

"Hay demasiada gente divorciada actualmente; la gran mayoría de las personas lo están haciendo, soy una de ellas, por eso sé que la verdadera liberación no la alcanzas hasta que perdonas a tu ex pareja y te perdonas a ti misma", expresó la actriz a la publicación.

"En realidad los malos momentos son buenos, porque te dejan muchas enseñanzas y te hacen aprender de tus equivocaciones, pones a prueba tu espíritu y tu fortaleza", indicó.

Agregó que ha comenzado un nuevo capítulo de su vida, "en mi tierra y cerca de mi público, que siempre me ha apoyado. Es muy lindo para mí trabajar de nuevo en ésta que ha sido mi casa y el lugar en el que nací y crecí como artista".

Méndez mencionó que de momento no se trasladará a vivir a México, sino que continuará en Miami.