En el curso del programa de mejora de resultados "CLIMB 2011", los costos del negocio de transporte de pasajeros deberán haberse reducido a fines de 2011 en 1.000 millones de euros (1.400 millones de dólares), detalló
Fráncfort.- La compañía aérea alemana Lufthansa proyecta a raíz de probables números rojos recortar de manera drástica sus costos y eliminar numerosos empleos, reveló hoy en Fráncfort un portavoz de la aerolínea.

Además, la administración de la división de pasajeros deberá funcionar en plazo breve con un 20 por ciento menos de empleados, según explicó el nuevo vicepresidente de Lufthansa, Christoph Franz, en una carta que envió a los trabajadores. Por ahora de todos modos no se prevén despidos en función de la situación operativa de la empresa, sostuvo la portavoz. Las acciones de la empresa aumentaron hoy su valor, tras conocerse la noticia. Tras una media hora de operaciones, el valor de cada una había aumentado un 1,37 por ciento, situándose en 9,22 euros (12,98 dólares), mientras que el índice DAX apenas se modificó. De acuerdo con Franz, el principal departamento de Lufthansa no consiguió cubrir sus costos en el año en curso. La tendencia negativa del primer trimestre se prolongó a la primera mitad del año completa, como muestran los resultados que se publicarán el 30 de julio. La empresa también revisará su plan de adquisión de aeronaves, por lo que el programa de sus proveedores de aeronaves está sujeto a cambios a partir del año próximo. El motivo es la reducción de medios líquidos en el negocio operativo.

Entre 2008 y 2014, la división de pasajeros de Lufthansa debería financiar un total de 160 nuevas naves a un precio de lista total de 16.000 millones de euros (22.500 millones de dólares). Pero por las importantes rebajas que suelen hacerse en la venta de aviones, los precios de lista ya no coincidirán con los costos efectivos, se explicó.

Franz no dio detalles sobre cómo planea Lufthansa reducir sus costos en el negocio de pasajeros, aunque junto con el proyectado recorte de empleos, el ejecutivo anunció que los proveedores "tanto dentro como fuera del grupo" deberán hacer su contribución. Actualmente se debaten las medidas concretas. Los resultados se presentarán en las próximas semanas y se implementarán "con conciencia de responsabilidad y proporcionalidad", sostiene el ejectivo en la misiva.