El Universal
El presidente de Brasil se reunió con su homólogo estadounidense y presumió a los medios la casaca `verdeamarella', la cual calificó de preciosa y maravillosa
L\'Aquila.-El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, regaló hoy a su colega estadounidense, Barack Obama, una camiseta de la selección de futbol "canarinha" al comenzar una reunión bilateral al margen de la cumbre del G8 en L'Aquila.Obama sonrió ampliamente al recibir la camiseta, con los autógrafos de los jugadores brasileños y el número 5 a la espalda."Mira esto, precioso. Maravilloso. Me encanta", afirmó Obama mientras mostraba la camiseta a los fotógrafos al comenzar la reunión.Ninguno de los dos presidentes hizo más declaraciones a la prensa al comenzar la bilateral, acordada la pasada noche.Posteriormente, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que Obama bromeó con Lula sobre la final de la Copa de Confederaciones, en la que Brasil se acabó imponiendo por tres goles a dos contra EU tras remontar un dos-cero en contra.Estados Unidos "nunca volverá a ceder una ventaja de dos goles" , aseguró el presidente estadounidense entre las risas de su colega brasileño, según Gibbs.El mandatario brasileño también había regalado camisetas de la selección de su país a los líderes del G5 (México, Brasil, China, India y Sudáfrica) reunidos el miércoles en el primer día de sesiones de la cumbre del G8, los países más industrializados.