Martínez señaló que, de todos modos, las demandas judiciales que deriven de este caso tendrán que hacerse en cada uno de los países, porque sus marcos legales son diferentes y la forma de plantearlas podría variar.
México, D.F..- El fondo gestionado por el estadounidense Bernard Madoff defraudó "poco más de 3 mil millones de dólares" a unos 3.000 inversores mexicanos en los últimos años, explicó hoy a Efe el abogado Carlos Alberto Martínez, del bufete IDN Consultoría.

"Fue gente que invirtió sin saber el riesgo que estaba tomando y perdió su dinero. Aquí estamos hablando de la consumación de un fraude global que requiere acciones globales", dijo el letrado mexicano, representante de una parte de las víctimas de la presunta estafa.

Ayer el de Martínez fue uno de los 46 despachos de 21 países de todo el mundo y el único de México que se unieron para tratar de intercambiar información sobre el caso.

El abogado no representa a todos los defraudados mexicanos, pero en este momento recaba datos sobre el impacto del escándalo en esta nación latinoamericana.

"Básicamente lo que buscamos, más que la demanda 'per se', es el intercambio de información entre todos los despachos, monto de lo invertido y número de clientes, para saber el tamaño del boquete" y "hacer acciones conjuntas", agregó en entrevista telefónica.

El fin último de la acción coordinada es "que nadie se quede sin el alcance de la justicia".

Martínez señaló que, de todos modos, las demandas judiciales que deriven de este caso tendrán que hacerse en cada uno de los países, porque sus marcos legales son diferentes y la forma de plantearlas podría variar.

Por el momento, IDN y los demás despachos se están concentrando en intercambiar información, conocer cuántas personas fueron afectadas por Madoff y tratar de mantener una reunión con la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por su sigla en inglés) y la Reserva Federal estadounidenses.

Preguntado sobre cuánto dinero del que presuntamente defraudó Madoff a través de una gigantesca pirámide financiera podría ser recuperado, Martínez señaló que por el momento no era posible saberlo.

El financiero estadounidense ha sido acusado de dirigir una estafa internacional mediante la cual se habría apropiado de hasta 50 mil millones de dólares que entregaron a su empresa centenares de inversores, entre ellos unos 3 mil mexicanos que contrataron el fondo a través de intermediarios.