El Universal
Pareciera que la actriz no sólo desea vivir un segundo aire en el amor, sino que también revivir sus años de adolescencia
Ciudad de México.- Disfrazada de colegiala apareció "La Reina del Pop", en la fiesta del Purim en Nueva York, donde los seguidores de judaísmo se disfrazan y narran las más diversas historias acerca de la reina Esther, considerada una de las máximas heroínas judías, al salvar a su pueblo de las garras de del rey persa Asuero.

Madonna acudió a la festividad acompañada de su reciente conquista, Jesús Luz, modelo brasileño de 22 años, de familia cristiana, quien se disfrazó de "Guasón", haciendo homenaje al fallecido Heath Ledeger.

Todo hace indicar que a la cantante ya le están pasando factura los años y que se niega a aceptar sus bien vividos 50 años, por ello del atuendo muy a la Lourdes María, hija de 13 años de la cantante, con peluca negra, lentes, blusa blanca, chaleco escolar, falda y medias.