Después de detestarse muy públicamente durante años, Madonna y Elton John decidieron retomar la paz y se abrazaron.
Sobre el escenario de la entrega de premios de la revista "GQ", los artistas se abrazaron y bromearon. Madonna aseguró que habían vuelto a entablar una amistad.

"Me escribió una disculpa y se ofreció a unirse a mis sesiones de Kabbalah", aseguró Madonna según el diario "Daily Mail", en referencia a su antiguo enemigo.

Por otra parte, el principal funcionario de bienestar social de Malawi visitó a Madonna en su casa en Londres como parte de una evaluación con la que se decidirá si la estrella del pop puede adoptar a un niño de la nación africana.