AP/EFE
En la 59 entrega del premio Emmy a lo mejor de la televisión de EU, `The Sopranos' y `Ugly Betty' fueron los triunfadores
Los Angeles.- La mafiosa prole de "Los Sopranos" se despidió de la televisión con el máximo galardón de los premios Emmy 2007, en una gala el domingo que también distinguió a la estadounidense-hondureña America Ferrera, por su papel en la versión estadounidense de "Ugly Betty".

La pionera serie de HBO sobre una familia mafiosa se llevó los premios a Mejor Serie Dramática, Mejor Guión y Mejor Dirección, aunque inesperadamente no alcanzó ninguno de los premios en las categorías de actuación en la 59 entrega de los Emmy, el equivalente a los Oscar en la televisión, celebrada la noche del domingo en Los Angeles.

"Los Sopranos", que culminó en junio tras dominar durante ocho años el crimen organizado de la pantalla chica, ha sido una de las obras más notables de la cultura popular de Estados Unidos de los últimos 25 años.

"Esto es grandioso", dijo el creador de la serie, David Chase, al recibir el premio. "Lo dije muchas veces y lo diré de nuevo, pero acaso lo mejor de esto haya sido trabajar con este elenco; realmente todo se debe a ellos".

Por otra parte "Ugly Betty", la versión estadounidense de la famosa telenovela colombiana "Betty, la Fea", llegó con buen pie a la ceremonia del Shrine Auditorium de Los Angeles, y consagró a su protagonista, America Ferrera, de 23 años, como Mejor Actriz de Comedia.

A un año del estreno de la serie, Ferrera ya contaba en su colección de trofeos con un Globo de Oro.

"Es algo realmente increíble, maravilloso, lo que sucede cuando tus sueños se vuelven realidad", dijo Ferrera, que se vio las caras con Felicity Huffman ("Desperate Housewives"), Tina Fey ("30 Rock"), Julia Louis-Dreyfus ("The New Adventures of Old Christine") y Mary Louise Parker ("Weeds").

James Spader se adueñó del premio al Mejor Actor en Serie Dramática, gracias a su papel protagónico en "Boston Legal", relegando a James Gandolfini, favorito por su interpretación del capo de la mafia Tony Soprano.

"Siento como si acabara de robarle un montón de dinero a la mafia y estuvieran todos ahí sentados", bromeó Spader desde el escenario.

Ricky Gervais, de "Extras", se adjudicó el premio al Mejor Actor de Comedia, superando en ese rubro al favorito Alec Balwin, que se perfilaba como uno de los preferidos por su protagónico en "30 Rock", una serie de NBC ambientada en Nueva York que se instaló en la ceremonia con la fuerza de 10 nominaciones.

"30 Rock" relevó como Mejor Comedia a "The Office", que ganó su categoría el año pasado y volvía a aspirar al galardón, así como a otras ocho distinciones, incluyendo una nominación a Steve Carell como Mejor Actor de Comedia.

La dos veces ganadora del Oscar, Sally Field, se llevó a casa el premio a la Mejor Actriz Dramática -y el tercer Emmy de su carrera- por la serie "Brothers & Sisters", superando a Edie Falco, nominada por su papel de la sufrida esposa de Tony Soprano.

Las competidoras para los Emmy de Mejor Miniserie y Mejor Película de Televisión eran en buena medida historias de la cadena HBO, como la cinta favorita "Bury My Heart At Wounded Knee", basada en las vivencias de los indígenas de América del Norte, que llegó a la fiesta de la televisión con 17 nominaciones.

La producción histórica "Broken Trail" se quedó con el premio en la categoría de miniserie, dejando atrás a "Prime Suspect: The Final Act" y a "The Starter Wife".

¡Censurado!

La cadena Fox censuró al menos en tres ocasiones los discursos de presentadores y ganadores de los premios Emmy que otorga la Academia de Ciencias y Artes en su 59 edición.

La cadena, que analistas identifican como de orientación conservadora, mutiló el sonido de la actriz Sally Field luego de recibir la estatuilla como la Mejor Actriz en Drama, por "Brothers & Sisters", en lo que fue su tercer Emmy en siete nominaciones a lo largo de su carrera.

Field aludía a la necesidad de dar poder a las mujeres, cuando fue súbitamente sacada de cuadro sin sonido. Una situación similar se presentó con la presentación del comediante Ray Romano y de la actriz Katherine Heigl, ganadora del Emmy a la Mejor Actriz de Reparto por la serie "Grey's Anatomy".
¿Qué pasó con las fiestas?

El rapero Kanye West improvisó una pequeña actuación de su sencillo de estreno "Stronger" y ofreció un mini show en la fiesta de la revista "TV Guide". Sin embargo, esto fue suficiente para "electrizar" a la famosa audiencia presente.

"Lisa Rinna se puso muy salvaje, dando vueltas por toda la pista", dijo una fuente a la revista "People". Ni siquiera la equivocación de West en una de sus letras impidió que se convirtiera en el rey de la noche: "Olvido mis letras, es que ya me pasé del tiempo por el que pagaron para que cantara".

Amor por América

Mientras tanto, en la fiesta de Entertainment Tonight en el Walt Disney Concert Hall, los ganadores como Jeremy Piven, Tori Spelling, Kate Wash y Ellen Pompeo, así como el elenco de "Ugly Betty", se dieron cita para celebrar.

"América está en la luna", dijo Ana Ortiz acerca de la protagonista de "Ugly Betty". "Creo que es la primera latina en lograr un premio en la categoría de Actriz Principal, ella es nuestra líder, y sólo tiene 23 años".

Vanessa Williams agregó: "Es fenomenal, absolutamente, estamos muy orgullosos de ella, se lo merece".

Fiebre del baile

En la misma celebración, Hyden Panettiere moviéndose a ritmo de Duran Duran con los estelares de "Héroes", Oka y Ali Larter. Walsh, de "Private Practice", estaba cerca y no paraba de bailar con su nuevo esposo Alex Young. Y probando que las "Esposas Desesperadas" no tienen por qué ser amargadas, Felicity Huffman se sacudió al ritmo de "Hungry Like the Wolf" con su esposo William H. Macy.