Notimex
Cd. de México.- A pesar de la volatilidad que existe en los mercados, las expectativas al cierre de 2007 para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) son positivas, tanto en rendimientos como en colocaciones, aseguró Guillermo Prieto Treviño.
El presidente de la BMV expuso que en la medida en que los mercados vean estabilidad macroeconómica, resultados adecuados de las empresas y expectativas de crecimiento de mediano y largo plazos, continuarán los comportamientos favorables en la Bolsa.

"Sin duda, la volatilidad que se ha experimentado es posible que se mantenga, sin embargo las expectativas del cierre son positivas, no solamente en términos de rendimiento, que estamos seguros que la Bolsa seguirá siendo la mejor alternativa de inversión en el mercado, sino también materia de colocaciones de deuda, como de capital", anotó.

Luego de la ceremonia del listado de los Certificados de Participación Ordinaria (CPOs) sobre Acciones de Maxcom Telecomunicaciones en la BMV, coincidió con declaraciones del secretario de Hacienda, Agustín Carstens, respecto a ciertas situaciones económicas que enfrenta México.

En ese sentido, indicó que el país está más que nunca preparado para enfrentar situaciones como las que se viven a nivel internacional generadas por la crisis hipotecaria en Estados Unidos.

Consideró que esto se debe analizar a nivel macroeconómico, así como en el desempeño de las empresas, toda vez que es importante su planteamiento, estrategia y visión de mediano y largo plazos.

Prieto Treviño admitió que es difícil anticipar el efecto que la situación internacional pueda tener en cada una de las compañías.

En materia de deuda, anticipó que el monto colocado será similar al de 2006, por más de 140 mil millones de pesos, lo cual satisface la demanda de inversionistas internacionales, fundamentalmente de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore).

Refirió que el monto financiado en el mercado de capitales en lo que va de 2007 asciende a 27 mil 271 millones de pesos, cifra superior a los 15 mil millones de pesos del año pasado.

Respecto al gravamen incluido en la reforma fiscal para las operaciones realizadas en la BMV, Prieto Treviño dijo que los efectos tendrán que ser analizados de manera particular y evitar tomar decisiones precipitadas.

A nivel doméstico, indicó que México tiene una estabilidad macroeconómica, así como una mayor fortaleza y cambios estructurales, como los fiscales, que "no a todos dejan satisfechos" pero que son pasos importantes hacia adelante.

Sobre la venta de Aeroméxico, afirmó que este proceso se llevó a cabo con total transparencia, "nos sentimos muy tranquilos, satisfechos de la operación que se realizó, los sistemas de la Bolsa funcionaron de manera adecuada y fue el IPAB quien determinó quién fuera el ganador", agregó.