Notimex
México.- Al margen de la controversia jurídica en curso, el presidente de Grupo Minero Lobos (GML), Gabriel Chávez, reiteró su interés por invertir hasta 75 millones de dólares en el proyecto minero submarino de Punta Colonet, Baja California.
Señaló que sólo esperan entrevistarse con el subsecretario de Transportes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Manuel Rodríguez, para que pueda coordinarse la construcción del puerto de cabotaje y la extracción de hierro y titanio.

Entrevistado por Notimex, mencionó que buscan un acuerdo con las autoridades para que en términos jurídicos GML retire los amparos presentados para evitar que su concesión para explotar el yacimiento submarino sea cancelada.

Indicó que buscarán alcanzar un acuerdo con el funcionario de la SCT para la edificación del puerto y la explotación minera para "que todos ganemos".

Destacó que Grupo Minero Lobos sostiene 24 juicios radicados en los Juzgados XI de Distrito en Ensenada, Baja California, ante la pretensión de la SCT de ignorar el acervo legislativo en el sentido de minería, registro público y la concesión otorgada por la Secretaría de Economía (SE).

Gabriel Chávez mencionó que también fueron presentados cinco recursos ante diversas instancias judiciales federales, los cuales se encuentran en proceso de radicación y notificación.

Ante ello, dijo, GML espera las mesas de trabajo con la SCT para alcanzar un posible acuerdo y se permita licitar la construcción del puerto de cabotaje, pero "permitiéndonos participar en la explotación de la mina submarina".

Comentó que con la inversión de 75 millones de dólares, que realizaría en coordinación con una empresa canadiense, se podría alcanzar una explotación de titanio de hasta 600 millones de dólares anuales, lo cual permitiría generar nuevos empleos y permitirle al fisco mayores recursos.

Pretendemos, agregó, lograr un acuerdo de "ganar-ganar" y frenar el pleito judicial en el cual todos estamos perdiendo porque salvo que alguien tenga mayor información, la disputa no está ni resuelta ni concluida, por lo que este proceso podría llevar varios años.

Destacó que GML está dispuesto a colaborar con la licitación para construir el puerto en Punta Colonet, porque sería benéfico para la minería y el país, pero todo tendrá que ser bajo el estado de Derecho.

Acotó que "las irregularidades jurídicas que se están cometiendo en contra de GML para que se les cancele su concesión minera carecen de sustento jurídico".

Cabe señalar que la cancelación del permiso para explotar minas submarinas de hierro y titanio en Punta Colonet, provocaría a GML pérdidas por dos millones de dólares que invirtió en exploración.