Notimex
Explica el autor que la red permite vencer los grandes espacios en blanco que hay en la poesía nacional
El poeta es un artista clandestino porque sus lectores son muy pocos y la retroalimentación es casi nula, salvo por internet que ha ayudado a mantener vivo el vínculo entre autores y lectores, afirmó el escritor Sandro Cohen Horowitz.

En declaraciones difundidas hoy, el académico de la UAM Azcapotzalco recordó que por la red de redes circulan materiales buenos, malos y regulares, "pero es una manera de vencer a los grandes espacios en blanco que hay para la poesía actualmente".

En opinión del también investigador del Departamento de Humanidades de esa casa de estudios, es una lástima que en México no haya la efervescencia poética que hubo en la década de los 70 y 80 antes del derrumbe de la economía mexicana".

La comunicación entre poeta y lector, dijo, sigue siendo íntima y ahora están cambiando los vehículos, ya que antes eran los cafés, en donde se reunía la gente y platicaba, o las presentaciones de libros.

Recordó que en los años 80 existía un gran número de publicaciones marginales, pero muy imaginativas e importantes, e "incluso había apoyos institucionales y se publicaba mucha poesía, ahora ya no, incluso hay instancias que no editan nada de poesía".

Cohen presentará el próximo 24 de junio una compilación de su obra poética en el libro "Desde el principio", publicado por editorial Jitanjáfora, de Morelia.

Al respecto, comentó que desde sus inicios hasta el momento, ha abordado los mismos temas y que no han variado sus preocupaciones temáticas en torno a la poesía.

Además, dejó en claro que su trabajo de escritura no se guía por "lo que no han hecho los demás o lo que hace falta por realizar, más bien, es una necesidad intrínseca, no pienso en la historia literaria cuando escribo, sino en lo que siento y necesito decir".

"Desde el principio", adelantó, reúne todos y cada uno de sus poemas, "no dejé fuera ninguna de mis obras ni surgieron muchos cambios, las respeté porque re-escribir un poema 20 años después es desvirtuarlo, ya somos otros, hemos madurado".

Según Cohen, en su poesía existe un fuerte acento bíblico y amoroso, además de una sensación que puede llamarse de desesperanza, "y su contra cara, que es todo lo posible".

Lo que ha ido cambiando con los años, acotó, han sido los procedimientos poéticos, porque he adquirido herramientas más eficaces para expresarme.

La compilación de su obra poética pone en circulación en un tomo los seis libros del autor que desde hace varios años eran imposibles de conseguir: De noble origen desdichado, A pesar del imperio, Autobiografía del infiel, Los cuerpos de la furia, Línea de fuego y Corredor nocturno.

En la actualidad el docente trabaja en su primer libro de cuentos, cuyo eje temático será el erotismo y se mantiene a la espera de publicar algunos más de sus poemas, ya que desde hace 15 años no publica un libro; no obstante, precisó, "no tengo prisa".