Notimex
Cd. de México.- El consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Joel Hernández, aseguró que la política exterior mexicana mantiene un firme compromiso con las causas humanitarias y el respeto a los derechos humanos.
Al inaugurar en la Cancillería la muestra biográfica "Embajador Gilberto Bosques, un hombre de todos los tiempos", el funcionario aseguró que el embajador homenajeado encarnó el símbolo de esta lucha por las garantías individuales, en los tiempos más difíciles.

Señaló que como cónsul mexicano en París, durante la Segunda Guerra Mundial el embajador Bosques Saldívar "repartió visas y salvoconductos a diestra y siniestra, lo que permitió salvar miles de vidas".

Explicó que, además del espíritu personal que animaba al embajador, esto es parte de los principios de la política exterior mexicana, que siempre vela por la protección de la dignidad humana, y por el trabajo a favor de la gente.

En ese sentido, recordó que en su consulado mexicano, el embajador mandó hacia México a por lo menos 20 mil españoles refugiados de la Guerra Civil, pero también sacó de Europa a miles de judíos, polacos, alemanes, yugoslavos y ciudadanos de otras naciones.

De hecho, cuando por razones de la guerra el gobierno mexicano tuvo que trasladar su embajada y consulado a Marsella, el diplomático y su familia fueron apresados por los alemanes en 1942 y estuvieron presos durante un año y dos meses.

Una vez liberado, el embajador retomó su carrera diplomática, en la que destacan 11 años de estancia en Cuba.

Desde La Habana otorgó asilo político en México a Raúl Castro y firmó la visa para que Fidel Castro viajara al país, luego de que fue liberado de la cárcel.

Durante la inauguración de la muestra fotográfica y documental sobre el embajador, Jaime Berstein, presidente del Museo Histórico Judío del Holocausto, hizo un sentido homenaje al embajador mexicano.

Recordó que según la tradición judía, quien salva una vida salva al mundo, por lo cual el embajador Bosques (quien salvó 40 mil durante la Segunda Guerra Mundial), merece un lugar especial en la historia contra el nazismo.

A nombre de la familia Bosques, Laura Bosques, hija del embajador, agradeció a la SRE el homenaje y confirmó la donación del archivo personal de su padre a la dependencia.