Notimex
Al menos 17 personas permanecen retenidas en un tribunal penal de Carúpano, en el norteño estado de Sucre, por un sujeto armado con armas de fuego y explosivos que buscaba rescatar a dos integrantes de su banda que eran juzgados en una audiencia.
El director nacional de la policía judicial venezolana, Wilmer Flores Trosel, dijo que cuatro personas armadas intentaron rescatar a dos integrantes de una banda criminal, y se enfrentaron a balazos con policías, pero uno de los maleantes logró acceder al juzgado.

Flores dijo que el sujeto fue identificado como Manuel Guarayote, recién fugado de un penal, quien señaló que tenía en su poder medio kilo de explosivo C-4, armas largas y cortas y dos granadas.

El funcionario policial indicó a la estatal Venezolana de Televisión (VTV), que hasta las 20:00 horas locales (00:30 GMT), en el lugar se mantenía la calma.

El objetivo del grupo era rescatar a dos reos detenidos desde el 26 de septiembre pasado y que este viernes fueron presentado en audiencia en los tribunales.

Flores Trosel, comisario director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), confirmó que 'en la sala donde se realizaba el acto de presentación estaban unas 15 personas que fueron tomadas como rehenes por el asaltante'

Expresó que el ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami, dirige personalmente la negociación.

'Ya entabló (El Aissami) comunicación con el presidente del circuito, el jefe del CICPC que está dentro del tribunal y con el fiscal superior, y ya debería tener comunicación directa con los retenidos', expresó el comisario.

'La única exigencia hecha por estas personas es la presencia del presidente del Circuito Judicial de Carúpano, quien ya se encuentra en el tribunal, junto al fiscal superior de esa jurisdicción, para iniciar las negociaciones', añadió.

Flores Trosel resaltó que lo primordial es resguardar la seguridad de todas las personas que se encuentran en el Circuito Judicial y lograr que, a través de una negociación sana y transparente, los sujetos se entreguen y depongan su actitud agresiva.

La Fiscalía General indicó en un comunicado oficial que Guayarote solicitó víveres, agua, pastillas para la tensión arterial, y la mediación del fiscal superior de Carúpano, lo que le fue concedido.