El Universal
El secretario de Seguridad Pública estatal, Luis Carlos Nájera, vigiló personalmente el contingente por ordenes precisas del gobernador Emilio González
Guadalajara.- Sin incidentes se realizó la marcha de activistas que protestaron en esta ciudad ante el inicio de la Cumbre de Líderes de América del Norte y que aprovecharon para protestar por una serie de causas que fueron desde pedir el fin de las políticas neoliberalistas de Estados Unidos hasta parar la matanza de focas en Canadá.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Luis Carlos Nájera, quien personalmente vigilaba el contingente, dijo que tenía ordenes precisas del gobernador Emilio González para permitir que los manifestantes -alrededor de 500 personas- se expresaran con libertad.

Destacó que el perfil de los activistas era distinto al de 2004, cuando los globalifóbicos tomaron las calles de Guadalajara y protagonizaron una serie actos de vandalismo.

Aunque los comerciantes de la zona tomaron sus previsiones y algunas tiendas tapiaron literalmente con madera aparadores y accesos ante la posibilidad de que la marcha de desbordara y sus participantes acusaran destrozos.

El secretario incluso señaló que a diferencia de 2004 el carisma del presidente Barraca Obama puede incidir en el ánimo de los activistas, quienes a pesar de sus consignas "contra el imperialismo yanqui", pocas fueron contra el mandatario estadounidense.

En esta ocasión, el malo de la película fue el primer ministro de Canadá Stephen Harper, a quien los manifestantes exigieron que se le pidiera visa para ingresar al país.