Notimex
La huelga de General Motors (GM) en Estados Unidos tendrá un impacto marginal en la producción y en las exportaciones de autopartes en México, estimó el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer.
México.- En un reporte del grupo financiero, se prevé que el impacto se diluirá en los próximos meses, por lo que no afectará la producción de partes y componentes para vehículos en el tercer trimestre de 2007.

Detalló que la huelga canceló la entrega de México a Estados Unidos de componentes y autopartes para GM por dos días y medio, por lo que el impacto para las empresas proveedoras del país será variable y dependerá de cuánto representa General Motors en sus ventas totales.

En opinión de BBVA Bancomer, probablemente, la empresa Delphi México sea la más afectada por el estrecho nexo que aún mantiene con la firma afectada.

Las pérdidas son difícilmente cuantificables en la producción, lo que es claro es que las empresas involucradas tendrán que ajustar su producción para liberarse de los inventarios que pudieran haber significado la interrupción en los suministros hacia Estados Unidos, abundó.

Estimó que los ingresos que México dejó de percibir por concepto de exportaciones de autopartes podrían llegar como máximo a 72 millones de dólares en septiembre de 2007, considerando que los autos dejados de fabricar contengan 36 por ciento de componentes importados desde este país.

México exportó a Estados Unidos 14.4 mil millones de dólares de autopartes en el primer semestre de 2007, lo que implicó un incremento de 6.4 por ciento anual.

En cuanto a la producción, el volumen se ha recuperando a lo largo del año, de 1.3 por ciento de caída anual en el primer trimestre del año a 3.2 en el segundo, siendo una de las ramas manufactureras que comparativamente mejor avanzan, añadió BBVA Bancomer.