Universal
Sergio Markarián ha marcado su reto y lo concentra en cuatro partidos (ante Pachuca, Chivas, Atlante y América).
Al menos ese es el parámetro que señaló luego de empatar con Chivas el sábado pasado en el estadio Azul.

Markarián hizo referencia a esos cuatro duelos porque durante el torneo pasado apenas alcanzó a rescatar dos de puntos de 12 posible. Perdió con Pachuca, con Chivas y empató con América y Atlante.

Ahora, ha dicho que el panorama luce más optimista. Lo dice a la mitad del toro pasado, luego de vencer a Pachuca y empatar con Chivas.

Cabe mencionar que si bien a los Tuzos les venció a domicilio con autoridad, ante Guadalajara su equipo dejó mucho que desear, sobre todo con una mentalidad que anunció que "Cruz Azul hizo lo que estaba a su alcance", en referencia a que pudo controlar a un rival "que viene de líder e invicto".

Lo cierto es que Markarián ya se frota las manos para dar la vuelta a una cuarteta de partidos que durante el torneo pasado le costó una cascada de críticas, con la diferencia que parece tener ventaja en lo que le viene.

De entrada, el cotejo frente al Atlante del próximo domingo le depara unos potros disminuidos. Que no podrán contar con sus dos mejores hombres. Su arquero Federico Vilar y su goleador venezolano Giancarlo Maldonado.

Por lo que con todo y que los cementeros serán visitantes en Cancún arrancarán como favoritos para sacar la victoria.

Situación similar le espera ante América, rival que actualmente acumula cuatro descalabros seguidos, en una de las peores crisis de su historia, sin duda una oportunidad inmejorable para que Markarián pueda sacar a Cruz Azul del oscurantismo que vive sin poder vencer a los de amarillo desde hace cinco años.

Situación ventajosa para Markarián, que ha encontrado en ella la publicidad perfecta, habrá qué ver si consigue hacerla buena.