Notimex
Londres.- La policía de Nepal arrestó hoy a más de 550 mujeres, algunas monjas budistas, que participaban en un marcha de protesta en Katmandú a favor de la liberación del Tíbet y contra la represión del gobierno chino, informó la cadena británica BBC.
Las mujeres, que marchaban en silencio por tres diferentes puntos de la capital nepalesa fueron reprimidas a golpes y conducidas a empujones a varios vehículos oficiales, en los que fueron trasladadas a diferentes centros de reclusión.

La redada de la policía es la mayor contra los exiliados tibetanos en Nepal, quienes desde marzo paso llevan a caso casi a diario manifestaciones de protesta para exigir la liberación del Tíbet, según informes de prensa conocidos en esta capital.

La policía nepalesa confirmó en un comunicado el arresto de un total de 562 mujeres por su participación en la protesta, la primera exclusivamente femenina que es convocada en Nepal en contra sel gobierno de China.

Durante la manifestación, las mujeres, con bandas de tela negra en los brazos, clamaban 'íQueremos un Tíbet libre!".

'No hicimos nada, sólo nos unimos para protestar por lo que está sucediendo en el Tíbet, nosotras queríamos realizar una marcha silenciosa, pacífica", comentó una participantes en la marcha, que fue reprimida poco después de su inicio.

Las manifestaciones marcharía por tres diferentes de la ciudad y se concentraría frente a la embajada de China en Katmandú, escenario en los últimas semanas de diversas protestas similares, que han sido disueltas también por las autoridades.

La policía afirmó que como en ocasiones anteriores, las detenidas serán liberadas en las próximas horas o a más tardar mañana temprano.

Desde los incidentes de marzo pasado en la capital tibetana, Lhasa, miles de los exiliados tibetanos en Katmandú han realizado diversas manifestaciones contra Beijing.

La violencia en el Tíbet estalló después de días de protestas por el aniversario del fracasado levantamiento tibetano de 1959 contra el gobierno chino, que obligó más de 20 mil tibetanos a refugiarse en Nepal.

El gobierno de Nepal afirma que las detenciones son por razones de seguridad, y porque no puede permitir que los refugiados se manifiesten por la liberación del Tíbet, que reconoce como parte integral de China.