El gobierno local cubrirá los gastos médicos de los 166 niños diagnosticados por envenenamiento, anunció He, y en cuanto al resto se espera que sean capaces de expulsar las cantidades excesivas de plomo con tratamientos no médicos desde casa, como la ingesta de leche, vegetales y frutas secas, añadió.
Pekín, China.- El número de niños afectados con plomo en la sangre en dos localidades del centro de China cercana a una planta de fundición contaminante aumentó hasta 615, informaron las autoridades locales a través de la agencia de noticias Xinhua.

La intoxicación por plomo se descubrió en la última semana en el distrito de Fengxiang (provincia de Shaanxi), donde la mayor parte de los 731 menores de 14 años que residen en las localidades afectadas muestran niveles de plomo en la sangre.

Entre los más de 600 afectados, 166 han sido diagnosticados con envenenamiento por plomo al registrar niveles superiores a 250 miligramos por litro de sangre.

Las localidades afectadas están ubicadas cerca de una fundición contaminante en Changqing, según indicó He Hongnian, alto cargo del distrito.

El gobierno local cubrirá los gastos médicos de los 166 niños diagnosticados por envenenamiento, anunció He, y en cuanto al resto se espera que sean capaces de expulsar las cantidades excesivas de plomo con tratamientos no médicos desde casa, como la ingesta de leche, vegetales y frutas secas, añadió.

La preocupación por el efecto contaminante de la planta ha llevado a las autoridades a ampliar los análisis, y otros 300 niños de otros pueblos cercanos a la fundición serán examinados.

Los más afectados hasta el momento son Madaokou y Sunjianantou, los más cercanos a la planta Dongling Lead and Zinc Smelting Co..

Las autoridades ambientales locales están llevando a cabo una investigación para conocer la amplitud del efecto contaminante de esta planta entre la población más cercana.

La fundición pertenece a Dongling Group, una de las mayores compañías privadas de la provincia de Shaanxi, y empezó a operar en Changqing en 2006, con una producción anual de 100.000 toneladas de plomo y zinc y 700.000 de coque.

Su actividad supone un 17 por ciento del PIB del distrito.

Según su director general, Sun Hong, antes de la inauguración de la planta la firma había llegado a un acuerdo con las autoridades para realojar a los residentes que vivían en un radio de 500 metros en tres años, pero el plan no se ha cumplido, ya que solamente 156 familias, del total de 581 que residen en el área, fueron reubicadas.

El gobierno del distrito prometió ayer intervenir para garantizar el realojo de las familias pendientes en el plazo de dos años.

El 6 de agosto, las autoridades locales ordenaron el cierre de la fundición después de que dos semanas antes se detectara el primer caso de envenenamiento por plomo, una niña de 6 años llamada Miao Fan.

China es uno de los países más contaminados del mundo debido a la rapidez de su desarrollo industrial, por lo que son frecuentes los accidentes ambientales y enfermedades entre la población relacionadas con el exceso de polución.