Pekín.- Cuatro días después del fuerte terremoto que sacudió a China hoy fueron rescatadas 17 personas con vida de entre los escombros de un edificio oficial de la ciudad de Beichuan.
Los equipos de rescate seguían buscando entre los restos del edificio del gobierno regional a más supervivientes, informó la agencia oficial china Xinhua.

Hasta el momento, no está claro cómo pudieron aguantar tanto tiempo los rescatados. En Beichuan quedaron sepultadas miles de personas.

La Cruz Roja china pidió ayuda internacional. Según Xinhua, la solicitud de asistencia financiera por 12,2 millones de euros (18,8 millones de dólares) fue transmitida a la Cruz Roja Internacional en Ginebra.

Con el dinero, en los próximos 12 meses se podrán comprar alimentos, agua potable, ropa y carpas así como aparatos de telecomunicación.

La Cruz Roja Internacional pidió el jueves urgentemente donaciones para las víctimas de la catástrofe. "La ayuda inmediata es vital.

Pero al mismo tiempo debemos mirar más allá de esta fase crítica y ayudar a las personas a largo plazo", dijo un portavoz en Ginebra.