Notimex
El escritor más universal de México hubiera cumplido hoy 91 años; investigadora sostiene que es la calidad y no la cantidad, lo que lo convierte en uno de los grandes referentes de la literatura latinoamericana
La obra del escritor jalisciense Juan Rulfo, quien este 16 de mayo cumpliría 91 años, fecha importante para las letras mexicanas, está más vigente que nunca, afirmó la jefa del Departamento de Estudios Literarios de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Dulce María Zúñiga.

A pesar de haber escrito únicamente dos libros, la novela "Pedro Páramo" y la colección de cuentos reunidos en "El Llano en Llamas", sostuvo que es la calidad de ambos y no la cantidad de páginas lo que convierte a Rulfo en uno de los grandes referentes de la historia reciente de la literatura latinoamericana.

"Sólo hay una explicación para ese fenómeno, porque realmente es un fenómeno, digamos que no se miden por medio del número de páginas escritas sino por la altísima calidad de éstas.

En total, entre los cuentos de "El Llano en Llamas" y la novela "Pedro Páramo" no rebasan las 250 páginas en una edición de bolsillo". Esas cuartillas, "de estructura altamente poética, hicieron que trascendiera la obra de este autor jalisciense nacido en un pueblo de Jalisco. Eso lo hizo trascender porque Rulfo en su obra no habla de particularidades inherentes o endémicas de los jaliscienses, lo que se retrata ahí no es el ciudadano o el poblador del sur de Jalisco, sino la profundidad del alma humana", continuó.

La investigadora recordó que la publicación de "Pedro Páramo" en 1955 dividió las críticas literarias de ese momento, aunque predominaron aquéllas que consideraron que la obra no trascendería.

"De hecho, hay un libro que se llama así, `La recepción de Pedro Páramo', escrito por Jorge Zepeda, donde se reúnen las reseñas y las críticas publicadas cuando apareció la novela; es un libro excelente", expuso. "Hay unas reseñas muy favorables, pero son de Carlos Fuentes y de José Emilio Pacheco, es decir, gente muy inteligente que había leído, que conocía y que conoce autores, que tienen un sentido crítico muy amplio, pero sí es una novela que de pronto sacó de sus casillas a los lectores de su tiempo", indicó. Zúñiga agregó que "Pedro Páramo" rompió con todos los esquemas de la novela mexicana, puesto que "no es una novela decimonónica, no es una novela que empieza con `Érase una vez...' y termina con `...y fueron muy felices'.

"Sino que va caminando a saltos, a saltos con avances y retrocesos en la historia, entonces en realidad es una novela moderna, en el sentido de que no cumple con el canon de la novela naturalista o de la Revolución.

"`Pedro Páramo' viene a romper con ese canon, con esa tradición de esas novelas que cuentan las grandes historias y las grandes anécdotas pero de una forma lineal; en el caso de `Pedro Páramo' no, rompe con todas esas estructuras y tradiciones, y eso también la hace ser una novela que abre caminos, una novela importante en la historia literaria, en la historia del estilo literario en América Latina".

Aunque en vida, todavía más a partir de su fallecimiento, en 1986, Rulfo ha sidoobjeto de homenajes y reconocimientos, de los que el mejor de todos, consideró Zúñiga, seguirá siendo la publicación de su obra. "Yo creo que nunca se podrá hacer el homenaje suficiente de Juan Rulfo, aunque sí ha habido muchos actos, muchas celebraciones y conmemoraciones, pero sí creo que el mayor reconocimiento es el que le dan sus lectores cada día.

"Seguir leyéndolo, seguir imprimiéndolo, seguir editándolo es uno de los mayores homenajes que un escritor puede recibir, la lectura, porque para qué queremos un monumento si los libros están cerrados", puntualizó por último.