Islamabad.- Al menos 11 talibanes fueron abatidos y ocho soldados resultaron heridos durante dos operaciones militares separadas en la convulsa región noroeste fronteriza con Afganistán, informaron hoy funcionarios de seguridad.

De acuerdo con un comunicado militar, insurgentes islamistas atacaron a las fuerzas de seguridad con armas pequeñas en el área de Kund Mela en el distrito de Waziristán del Sur, hiriendo a cinco soldados, incluido un oficial. Seis rebeldes murieron cuando los efectivos repelieron el ataque.
Islamabad.- Al menos 11 talibanes fueron abatidos y ocho soldados resultaron heridos durante dos operaciones militares separadas en la convulsa región noroeste fronteriza con Afganistán, informaron hoy funcionarios de seguridad.

De acuerdo con un comunicado militar, insurgentes islamistas atacaron a las fuerzas de seguridad con armas pequeñas en el área de Kund Mela en el distrito de Waziristán del Sur, hiriendo a cinco soldados, incluido un oficial. Seis rebeldes murieron cuando los efectivos repelieron el ataque.

Otros tres soldados resultaron heridos cuando estalló una bomba adosada a la carretera al paso del vehículo en que patrullaban en el área de Jandola de ese mismo distrito.

Por otro lado, las tropas paramilitares atacaron posiciones talibanes con fuego de artillería en el distrito tribal de Kurram, donde islamistas extremistas tienen una fuerte presencia.

"Cinco rebeldes fueron abatidos a la vez que muchos resultaron heridos en el ataque", dijo Fazal ur Rehman, un portavoz del Cuerpo Fronterizo del país.

Las fuerzas paquistaníes lanzaron un ofensiva de gran envergadura en Wazirisitán Sur a mediados de octubre contra combatientes talibanes que dirijen sus atentados contra objetivos civiles y contra miembros del funcionariado en Pakistán. Las tropas internacionales desplegadas a lo largo de la frontera en Afganistán son otro de sus objetivos.