Maputo.- La Cruz Roja de Mozambique anunció hoy que suspenderá su trabajo en el norte del país después de que tres cooperantes del grupo fuesen asesinados por una multitud que los acusaba de haber infectado deliberadamente con el agente causante del cólera las fuentes de agua de la zona.
En el incidente, producido en el distrito de Mongincual de la norteña provincia de Nampula, murieron también dos policías que intentaban proteger a los cooperantes.

El brote de cólera que azota la ex colonia portuguesa dejó un centenar de muertos desde octubre. Más de 20 víctimas se dieron en Nampula.

Los incidentes en Mongincual comenzaron el 26 de febrero, cuando se corrió el rumor de que la Cruz Roja y las autoridades estaban contaminando fuentes y pozos. En realidad, estaban desinfectando el agua con cloro, lo que desató la confusión (la palabra portuguesa, también "cloro", se parece a "cólera").

Además de la enfermedad, la población de Mongincual padece una severa hambruna después de verse forzada a abandonar sus hogares durante la temporada de inundaciones. La comida escasea también en los campos de refugiados, por lo que muchos comieron incluso plantas tóxicas que producen cólera y otras enfermedades.