Notimex
Considera experto de la UNAM que tanto el republicano como la demócrata representan una ventaja hacia esta polémica reforma, y la regularización de los migrantes indocumentados, particularmente mexicanos
De llegar a la presidencia de Estados Unidos, tanto John McCain como Hillary Clinton pueden representar una ventaja hacia la reforma migratoria y la regularización de los migrantes indocumentados, particularmente mexicanos.

El director del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, José Luis Valdés, señaló que el senador propone la Ley McCain-Kennedy, la cual favorece la situación y estadía indocumentada de los connacionales, y que representa una ventaja para quienes se encuentran en una situación incierta.

En este rubro, acotó, Hillary Clinton tiene menos señales; no obstante, se ha pronunciado sobre este tema en forma propositiva, es de las representantes de los sectores del Partido Demócrata que está a favor de una reforma integral en Estados Unidos.

Según un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) , también indicó que el proceso electoral en Estados Unidos expresa la demanda de cambio de la sociedad estadounidense, que busca terminar con la época que encabezó el presidente George W. Bush.

Consideró que el denominado "súper martes" representó una suerte de división, todavía no radical, pero sí importante, con respecto de las opciones electorales que están en el firmamento por la presidencia de aquel país.

Esa jornada fue una contienda cerrada en donde se vio, por primera vez en muchos años en la historia del país del norte, un voto claramente diferenciado con respecto de las opciones que ofrece cada uno de los dos partidos.

Esto dio como resultado, hasta el momento, un ganador poco claro en el lado demócrata, aunque con perfil de triunfo para la senadora Hillary Clinton. En el caso del Partido Republicano la balanza está a favor del senador por Arizona, John McCain, pero con una sorpresa de Mike Huckabee, quien obtuvo triunfos significativos.

En ese contexto, sostuvo, se ve difícil que la situación pueda ser revertida por el senador Obama, quien al parecer ya llegó a su tope de triunfos. Además, aún están en juego los estados de Kansas, Louisiana, Washington, Ohio y Texas, donde la tendencia está a favor de la senadora.

Además, opinó, el Partido Demócrata, representado por Clinton, tendría más posibilidades de ganarle a McCain que Barack Obama, pues la senadora cuenta con mayor presencia, claridad y aceptación entre el público.