Londres, Inglaterra.- El seleccionador de Inglaterra, Steve McClaren, salió al paso de las críticas que ha recibido por su viaje de 11.000 millas a Los Angeles para ver a David Beckham, pero advirtió de que el ex jugador del Real Madrid "no tiene garantizado el puesto en la selección".
Incluso el ex capitán Terry Butcher tachó de "absurdo" el viaje de McClaren a Estados Unidos al solo propósito de ver a Beckham en un partido de exhibición de Los Angeles Galaxy que, finalmente, no llegó a contemplar.McClaren explicó que, a la vista de todo lo que se estaba hablando sobre la nueva vida de Beckham en Los Angeles, consideró necesario tener una conversación directa con el centrocampista antes de convocarlo a la selección para el próximo amistoso contra Austria y el decisivo contra Croacia en la fase de clasificación para la Eurocopa 2008."Una de las cosas en las que baso mi trabajo es la relación directa con los jugadores, cuanto más cercana mejor. Quería saber cómo se entrena Beckham con quién lo hace y cuál es su futuro. Quería saber si está en condiciones de continuar", argumentó McClaren.El seleccionador indicó que Beckham "tendrá que ganarse" las tres apariciones con la selección inglesa que le faltan para llegar a la centena."Sé que David está muy motivado", dijo McClaren, "y que desea seguir jugando en la selección, pero debe quedar claro, y creo que él lo entiende, que está en el equipo pero todavía tiene cosas que demostrar".McLaren aseguró que los rumores sobre la supuesta incomodidad de Beckham en su nueva vida en Los Angeles no responden a la realidad."He leído algunas insinuaciones acerca de que no le estaba gustando la experiencia allí pero, por lo que he visto, nada más lejos de la realidad. David disfruta con su nueva vida. Está asentado, los niños asisten a buenas escuelas y, en general, lleva una buena vida allí", subrayó el seleccionador.En caso de ser alineado, Beckham jugará su partido número 98 con la selección inglesa en el amistoso de Viena, y el número 99 en el partido oficial contra Croacia."David quiere participar en el equipo, conmigo o con otro seleccionador, pero sabe que debe estar en forma, al cien por ciento si quiere jugar", aseguró McClaren.