Conrad Murray, objeto de investigaciones por la muerte del Rey del Pop, atendió de nueva cuenta a pacientes en una clínica de Houston
El médico de Michael Jackson volvió a trabajar el lunes en su clínica de Houston por primera vez desde la muerte del Rey del Pop.El Dr. Conrad Murray llegó a la Clínica Médica Armstrong y fue recibidopor un par de pacientes y el pastor de su iglesia. No habló conreporteros, pero una vocera de su abogado dijo que estaba ansioso devolver a atender pacientes.

Murray, un cardiólogo con licencia para trabajar en Nevada, Texas yCalifornia, fue contratado como médico personal de Jackson para unagira mundial. Se encontraba con el cantante de 50 años cuando éstefalleció el 25 de junio.

El médico ha sido el foco de una investigación policial porhomicidio en Los Angeles desde que declaró a las autoridades que lesuministró a Jackson propofol, un poderoso anestésico restringido asalas de operación, para ayudarlo a dormir.

Murray, quien vive en Las Vegas, no ha sido acusado de ningún crimen.

Pacientes afuera de la clínica en Houston elogiaron el lunes su trabajo y lo llamaron un modelo de conducta para la comunidad.

``Es un buen doctor, es un hombre amable``, dijo Ransom Craddock, de81 años. ``Todos en esta comunidad le damos la bienvenida nuevamente.Lo necesitamos en esta comunidad``.

El abogado de Murray, Edward Chernoff, dijo que su cliente no ha podido ganarse la vida desde la muerte de Jackson.

``Sus costas legales son enormes y sus deudas se han acumulado alpunto de que no está claro si podrá mantener su casa o a su familia``,dijo Chernoff. ``Su intención es atender a estos pacientes que hanseguido apoyándolo, pese a la atención y pese a las amenazas``.

Las autoridades registraron la clínica de Murray y un depósitoalquilado en Houston el 22 de julio y más tarde su casa y consultorioen Las Vegas, así como una farmacia en Las Vegas donde la policía dijoque el médico compró cinco botellas de 100 mililitros de propofol.

Chernoff dijo que Murray ha sido perseguido y amenazado desde eldeceso de Jackson y que sintió que debía cerrar su consultorio de LasVegas porque los pacientes eran acosados al entrar o salir del mismo.Agregó que el médico eventualmente reabrirá ese consultorio.