Antonio Ruiz / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Como desde hace varios días nadie le habla, Rubén Moreira Valdés sospecha de que es víctima de espionaje de sus enemigos políticos.
El dirigente estatal del PRI afirmó: "Sabemos que en el caso de las conferencias de prensa que convoca el Gobierno del Estado también hay personal de la Secretaría de Gobernación a grabar lo que se dice.

"A mí lo que me preocupa en ese caso es que los elementos de Gobernación se identifiquen como reporteros y entonces uno no sabe con quién está tratando, y con qué fin acuden a las conferencias de prensa", expresó.

El dirigente estatal del PRI dijo que su homólogo panista, Vicente Flores Morfín, no tiene calidad moral ni para abrir la boca, y menos para acusar al Gobierno del Estado de estar disponiendo de recursos económicos con fines electorales.

El hermano del Gobernador agregó que cuando fue candidato de Acción Nacional a diputado federal a Flores Morfín le anularon una elección por malas prácticas, y en él se materializa el "chanchuyo" electoral.

"Aunque después él diga que no es cierto, porque hay un expediente muy voluminoso, donde está la síntesis de toda la `mapachería' electoral. Ese es Flores Morfín".

En otro orden de ideas, Rubén Moreira Valdés consideró que le incomoda que a los actos del PRI y la CNC sean vigilados y grabados por elementos de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, consideró, es víctima de espionaje telefónico por parte de algunos de sus enemigos políticos, porque desde hace días que nadie le llama por teléfono.