El Universal
Señala el líder nacional del PAN que la decisión de la nueva refinería fue tomada técnicamente, "con criterios técnicos y ello demuestra que las decisiones de Gobierno se toman técnicamente"
El líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Germán Martínez al parecer no quedó del todo satisfecho con la decisión que tomó el día de ayer Petróleos Mexicanos (Pemex) en construir la nueva refinería en Tula, Hidalgo.

En conferencia de prensa, Germán Martínez no negó que le hubiera gustado que la nueva refinería que construirá el gobierno del presidente Felipe Calderón en México, hubiera quedado en Guanajuato, estado que gobierna Acción Nacional con Juan Manuel Oliva.

"No niego que me hubiera gustado guanajuatizar la refinería", explicó Martínez Cázares al cuestionarle si quedaba satisfecho con la elección de la nueva refinería en Tula, Hidalgo.

Ayer, Jesús Reyes Heroles, director de Pemex informó que por cuestiones técnicas lo más viable era construir la nueva refinería en Tula, Hidalgo, estado que por cierto gobierna el PRI, con Miguel Angel Osorio Chong, sin embargo la paraestatal condicionó la edificación si antes de 100 días el gobierno de Hidalgo no entrega las hectáreas para la nueva refinería.

Ante esto, el líder blanquiazul informó que la decisión del gobierno fue tomada principalmente por cuestiones y decisiones técnicas.

"Yo creo que la decisión fue tomada técnicamente, con criterios técnicos y ello demuestra que las decisiones de Gobierno se toman técnicamente".

Hace unas semanas, Germán Martínez había explicado que sí tienía "preferencia" en el lugar donde debería construirse la nueva refinería, pero prefirió no revelarla para que no sean "las presiones políticas" lo que defina el lugar para su edificación.

En aquella ocasión, Martínez Cázares se guardó el lugar para que "compitan todos", porque si no, dijo "luego se va a decir que es un asunto partidista".

Calificó de bueno y positivo el proceso donde se realizaron foros para que la mejor propuesta de 10 estados sea la que gane la sede, porque con él se transparentarán los detalles técnicos.

"Que se diga perfectamente en dónde ya está comprada la tierra para que no pase lo que con el aeropuerto fallido de Texcoco", comentó.